Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



GLOBAL


Iberoamérica busca una voz común

| Jueves 30 octubre, 2008



Bloque prepara posición para la cumbre de Washington
Iberoamérica busca una voz común

España lleva a cabo intensas gestiones diplomáticas para asistir a reunión del G-20

San Salvador
EFE

Los países de la Comunidad Iberoamericana quieren hacerse oír con una “voz común” en la cumbre internacional de Washington que el 15 de noviembre diseñará la nueva arquitectura financiera mundial.
La XVIII Cumbre que ayer comenzó en San Salvador entre los jefes de Estado y de Gobierno de América Latina, España y Portugal se ha convertido en “una excelente oportunidad para que los países iberoamericanos podamos llevar una voz compartida” a Washington, declaró a los periodistas la canciller salvadoreña Marisol Argueta.
Esa “voz común”, cuyo mensaje se debate en San Salvador, podrá ser transmitida por los países que participarán en la cita internacional, que en el caso de Latinoamérica serán Brasil, México y Argentina, que forman parte de los países emergentes invitados a la reunión por el presidente de Estados Unidos, George W. Bush.
España lleva a cabo intensas gestiones diplomáticas para asistir también, aunque no ha sido invitada al no pertenecer al llamado Grupo de los Veinte (G-20) que agrupa a los países más ricos y a las economías emergentes, como China, India o Brasil.
Argueta, cuyo país es el anfitrión de la Cumbre Iberoamericana, dijo que ya han expresado su apoyo a la presencia de España en la reunión de Washington, al tratarse de un “actor importante” en la escena económica mundial.
La ministra preside la reunión que los cancilleres iberoamericanos celebran para preparar la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que será inaugurada a las 18 horas local (00.00 GMT).
El temor a un contagio de la crisis financiera mundial en América Latina, por el momento a resguardo de las principales consecuencia del huracán que sacudió a los mercados internacionales, domina la cumbre que fue concebida en principio para centrarse en dar respuestas a los graves problemas de pobreza y exclusión que sufren millones de jóvenes latinoamericanos.
Los cancilleres abordaron la crisis financiera e hicieron una exposición de cómo sus respectivos países la evalúan.
Según Argueta, se pretende elevar esas conclusiones a los mandatarios que este jueves evaluarán por primera vez de forma conjunta la situación en la reunión privada que mantendrán a solas y a la que faltará el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que declinó asistir por razones de seguridad.
Tampoco estará el uruguayo Tabaré Vázquez, que el pasado año protagonizó en Santiago de Chile un fuerte enfrentamiento con Argentina por el conflicto de las papeleras en la frontera entre ambos países, ni el cubano Raúl Castro, que envía a San Salvador la representación de más bajo nivel a cargo de su embajador en Brasil.
La canciller salvadoreña rehusó adelantar en que sentido se pronunciará esa “voz común” que se busca para Iberoamérica, aunque, ante los periodistas, destacó la importancia que por sí misma tendría el hecho de poder hacerlo.
Pese al temor de contagio de las turbulencias financieras y del miedo a una recesión que afecte a las inversiones y a la exportación, América Latina está mejor preparada que en el pasado para afrontar la crisis, según destaca el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias.
Los cancilleres aprobaron los documentos que deberán avalar los mandatarios y que incluyen una Declaración sobre el tema central de la reunión “Juventud y Desarrollo”, en la que se recuerdan “el papel central del Estado en el establecimiento de políticas públicas destinadas a mejorar la calidad de vida de las personas jóvenes y a lograr sociedades más inclusivas, justas y solidarias”.
También aprobaron el llamado “Compromiso de San Salvador para la Juventud y el Desarrollo” que incluye el Plan Iberoamericano de Cooperación Integral de la Juventud 2009-2015, la constitución del Espacio Musical Iberoamericano “IBEROSQUESTAS, y otras acciones como el Fomento de la Seguridad Vial o la preparación de campañas contra la violencia de género.
Además, según la canciller salvadoreña, fueron aprobados por los ministros diez comunicados especiales, entre ellos uno sobre cooperación frente al narcotráfico y las redes de delincuencia organizada transfronteriza, apoyo al dialogo en Bolivia, o la petición del fin del bloqueo a Cuba.
Se aprobaron asimismo declaraciones de solidaridad con Honduras y los países afectados por recientes desastres naturales cuando se cumple el X aniversario del devastador paso del huracán Mitch por Centroamérica.