Enviar
Hunde Moody’s a provincias argentinas

Moody’s Investors Service interrumpe la recuperación de los bonos provinciales argentinos.
Moody’s bajó la calificación de 10 provincias y municipalidades argentinas el 17 de octubre, lo que hizo subir los rendimientos de los bonos de las provincias de Buenos Aires y Córdoba 1,64 puntos porcentuales.
Eso puso fin a cuatro días de aumento después de una liquidación que barrió con los valores de deuda argentina luego de que el gobierno negara a la provincia de Chaco los dólares que necesitaba para pagar deuda en moneda extranjera.
El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, responsabilizó a las compañías calificadores y sus informes “terroristas” de la caída del 16 de octubre, un día después de que Moody’s dijera que la incapacidad de Chaco para reembolsar en dólares era negativa para toda la deuda en moneda extranjera emitida bajo la ley argentina.
Si bien la exigencia de que compañías y provincias paguen en pesos la deuda local en dólares se aplica al 0,2% de los bonos argentinos, eso afecta la confianza en un país que ya ha expropiado la productora de petróleo YPF SA, obligado a los exportadores a repatriar ganancias y endurecido las restricciones a las importaciones, dijo Jefferies Group Inc.
“El incidente de Chaco fue innecesario si se tiene en cuenta el monto de los bonos en términos del daño que ha hecho en cuanto a confianza de los inversores y al temor a una pesificación”, dijo Siohban Morden, jefe de estrategia de renta fija para América Latina de Jefferies, en entrevista telefónica desde Nueva York. “No hace más que generar prima de riesgo e incertidumbre. Después de YPF, no puede descartarse nada”.
La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, ha prohibido la compra de dólares para ahorro, transacciones inmobiliarias y pago de deuda local, lo que obliga a la mayor parte de las empresas a efectuar transacciones en pesos, un proceso que los argentinos llaman “pesificación”. Desde su reelección hace un año, Fernández también ha ordenado a las compañías aseguradoras a repatriar las inversiones en el exterior y a los exportadores a repatriar ganancias.
Moody’s redujo tres niveles la calificación de la deuda en moneda local de la provincia de Chaco, a Caa3, nueve niveles por debajo del grado de inversión, luego de que el 4 de octubre la provincia reembolsara en pesos a los tenedores de bonos locales en dólares debido a las restricciones que le impidieron comprar moneda estadounidense.
La calificación de la provincia de Formosa, que tiene más de $40 millones en bonos locales en dólares, se bajó a Caa2 debido a “la mayor probabilidad de un impago de sus bonos con denominación en dólares estadounidenses en el mercado local”, dijo Moody’s.
“Refutamos las declaraciones de las agencias calificadoras”, escribió el ministro de Economía Lorenzino en su cuenta de Twitter el 16 de octubre. “Las condiciones y las regulaciones no han cambiado en el mercado de bonos. Escriben informes terroristas que, sin cambiar la calificación, asustan a los inversores”.
Un día antes, Moody’s dijo en su informe Perspectivas Crediticias que la negativa de Chaco a cumplir con el pago de la deuda en dólares es negativa para todos los instrumentos pagaderos en moneda extranjera emitidos bajo la ley argentina.

Buenos Aires/Bloomberg


Ver comentarios