Huelguistas reciben gordos aumentos
Enviar

Miles de sindicalistas, sobre todo los muelleros de Limón y los empleados de Recope, están exigiendo la permanencia de lo que ellos consideran los derechos laborales, mediante la huelga indefinida anunciada el jueves pasado.
Sin embargo, estos funcionarios en los últimos cinco años han recibido aumentos, tanto de salarios como de incentivos, por un nivel de un 23% mayor en el caso de Japdeva que el incremento en el costo de la vida.


En Recope, el incremento fue del 13% por encima de la inflación.
No se conocen los datos del ICE, que son confidenciales, ya que la estatal compite con otras empresas en el sector telecom.
El aumento en la compensación de los empleados estatales además se incrementaría en un 7% en el año entrante, de acuerdo con el presupuesto entregado por el gobierno el mes pasado.
Mientras tanto, la inflación esperada para 2016 apenas sería la mitad de ese monto, de acuerdo con el Banco Central.
La compensación de los funcionarios es la principal causa de las pérdidas en que el gobierno incurre cada año, de modo que llevaría al país a una crisis fiscal en unos dos años, según el informe de la semana pasada del Fondo Monetario Internacional.
Los sindicalistas por su parte niegan esta conclusión.
“Se pretende desviar la atención sobre el grave problema tributario y responsabilizar a los empleados públicos de esta situación y eso no lo vamos a permitir”, dijo Albino Vargas, secretario del ANEP.
Sin embargo, las pretensiones de los sindicatos, incluida le decisión de hacer huelga, son objetadas por varios elementos del sector público, así como del propio gobierno.
“El país está claro en que se requiere firmeza y sobre todo claridad en que esto es un abuso que no se puede tolerar”, comentó Rónald Jiménez, presidente de UCCAEP.

201510262053460.10-recuadro.gif

 
 


Ver comentarios