Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



EDITORIAL


Hubo advertencia...¿sirvió de algo?

| Martes 10 mayo, 2011




Las autoridades ya deberían haber comunicado las medidas tomadas para evitar consecuencias de derrumbes, inundaciones u otras situaciones que pueden prevenirse

Hubo advertencia…¿sirvió de algo?

¿Se habrán tomado medidas para evitar nuevos desastres? ¿Tendremos ya un Plan Nacional de Desarrollo Urbano actualizado? ¿Habrán reubicado a los habitantes de las zonas de alto riesgo? ¿Se habrán designado recursos para reforzar las áreas de supervisión e inspección de obras en los municipios?
En otras palabras: ¿se habrán prevenido las posibilidades de que ocurran desastres por deslizamientos e inundaciones en el área metropolitana ante la llegada de un nuevo invierno?
Las preguntas iniciales corresponden a las sugerencias que este periódico hiciera con ocasión de las graves consecuencias de deslizamientos ocurridos en octubre del año pasado y que se cobraron la vida de 30 personas sin mencionar todas las pérdidas económicas.
Son zonas de riesgo conocidas, a pesar de lo cual el deficiente control estatal permitió que ocurriera la tragedia. Los lugares se ubican en Escazú, Santa Ana y Río Oro, Alajuelita, Aserrí y Vuelta de Jorco entre otros que eventualmente podrían estar en algún grado de peligro.
La falta de un plan regulador para el desarrollo en toda el área metropolitana, por lo cual no han estado debidamente identificadas las zonas peligrosas, significó que no se restringieran los abusos que luego dieron lugar a la tragedia en 2010.
Las municipalidades de estas zonas, por su parte, en su mayoría tampoco contaban con planes reguladores propios.
Además de este incumplimiento de las autoridades, algunas personas construyen sus casas sin los permisos exigidos por la ley y la falta de controles no impide que esto ocurra, lo cual no hace más que agravar la situación.
Hoy estamos iniciando una nueva temporada de lluvias que, además, podría presentarse con los imprevisibles que genera el cambio climático.
Tomando en cuenta esto y la experiencia del año anterior, lo correcto sería que ya las autoridades responsables hubieran comunicado a la población las medidas tomadas para evitar consecuencias que pueden prevenirse por derrumbes, inundaciones u otras situaciones.