Enviar
Contraloría descalificó a Ericsson y dio razón a firma china
Huawei gana pulso en disputa por prepago


Danny Canales
[email protected]

En río revuelto, ganancia de Huawei Technologies. Con esa frase podría resumirse el giro que dio el concurso para la compra de la plataforma del servicio de prepago para telefonía celular y fija.
Luego de que su oferta había sido rechazada por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), ahora la compañía de capital chino se muestra como la candidata más firme para proveer el sistema.
El vuelco se produjo luego de que la Contraloría General de la República descalificara a la compañía sueca Ericsson, que había sido seleccionada originalmente por el ICE.
Paralelamente el mismo informe contralor declaró que la oferta presentada por la compañía asiática era elegible, pues no se logró demostrar que estaba incompleta como había señalado el ICE cuando la descalificó.
Tomando en cuenta que el menor costo ofertado es lo que deberá considerarse al momento de readjudicar el proyecto, Huawei es la empresa que está más cerca de quedarse con el concurso, al ofertar $6,3 millones menos que su principal rival.
Sobre lo resuelto por la Contraloría, Pedro Pablo Quirós, presidente del ICE, comentó que deberán apegarse al fallo y que no tendrían reparo en readjudicar el proyecto, el cual, dijo, es de importancia para el país.
El resurgimiento de Huawei se produjo por una serie de apelaciones que resolvió la Contraloría el martes y que fueron presentadas por cuatro de las firmas que participaron en el concurso.
La apelación que afectó a Ericsson Costa Rica la presentó la compañía TFO-Redknee, la cual objetó la oferta financiera.
Concretamente lo que se cuestionó fue una frase que incluyó la firma sueca donde estableció que haría un descuento en los equipos “por una única vez”.
En ese sentido, TFO-Redknee defendió que si más adelante el ICE se viera en la necesidad de ampliar el contrato suscrito con Ericsson (hasta un 50% como lo permite la Ley de Contratación Administrativa) debería basarse en la oferta original sin el descuento.
Al respecto, la Contraloría dio la razón a la apelación y resolvió inelegible la oferta de Ericsson al considerar que condicionaba al ICE.
“Se podría estar generando una ventaja indebida en el tanto el precio de la oferta de Ericsson sería inferior al de la apelante en este momento, pero no ante el hecho de llegar a realizarle una ampliación al contrato, en cuyo caso resultaría más oneroso que con la hoy apelante”, resolvió la Contraloría.
El fiscalizador de los fondos públicos agregó que “de aquí es donde se concluye que el condicionamiento de la oferta es ilegal no solo por haberse hecho, sino además por cuanto con el mismo se estaría limitando la potestad de Imperio de la Administración”.
Ante ese señalamiento en Ericsson respondieron que “van a analizar todas las posibilidades legales y derechos para hacer uso de ellos”, pero no adelantaron las medidas que tomarán.
TFO-Redknee y Ericsson eran las dos únicas ofertas que, según el ICE, habían cumplido con todas las especificaciones técnicas solicitadas, ya que el resto fueron descalificadas porque presuntamente estaban incompletas.
En la disputa entre ambas la adjudicación había recaído a favor de la compañía sueca por haber presentado la oferta económica más baja.
Con su apelación TFO-Redknee pretendía quedar como la única empresa elegible y por consiguiente, como la adjudicataria del proyecto.
Sin embargo, al ganar Huawei Technologies su apelación, la Contraloría resolvió que su oferta también debe ser considerada por el ICE.
Con ese nuevo panorama la empresa china se convierte en la mejor oferta financiera, al plantear vender la plataforma prepago en $6,5 millones, contra $12,8 millones planteado por TFO-Redknee.
En su apelación Huawei Technologies objetó ante la Contraloría las justificaciones dadas por el ICE al declarar su oferta inelegible.
Los cuestionamientos del ICE iban en el sentido de que la compañía asiática no había contemplado en su propuesta algunos de los equipos, software y hardware solicitados.
Además cuestionó que la empresa no tuviera registrado a su personal ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).
En su resolución la Contraloría señaló que el ICE no logró demostrar que Huawei no había incluido la información en su oferta.
“Ante la falta de prueba para acreditar que la oferta económica no contempla la totalidad de la oferta técnica procede declarar con lugar el recurso en ese punto”, señaló la Contraloría.
Además el ente contralor dijo que el hecho de que al momento de presentar la oferta Huawei no estaba inscrita ante la Caja, era comprensible pues era una empresa que recientemente había llegado al país y no había suscrito ningún contrato.
También señaló que, de acuerdo con las normas, la empresa debía estar registrada ante la CCSS si hubiese ganado el concurso, que no había sido el caso. La Contraloría hizo la salvedad además que ya Huawei cumplió con las responsabilidades sociales; es decir, que no tendría inconveniente en ganar la adjudicación.
LA REPUBLICA intentó obtener la posición de la compañía china pero no fue posible.

Ver comentarios