Hoteleros proponen cambiar periodo de vacaciones
Gustavo Araya, presidente de la Cámara Costarricense de Hoteles, considera necesario balancear la demanda por habitaciones para generar mayor ocupación anual.
Enviar

Ante la falta de turistas para llenar las habitaciones, el sector hotelero propone un cambio en el periodo de vacaciones estudiantiles con el fin de equilibrar la oferta con la demanda durante las temporadas alta y baja.

La iniciativa surge porque durante el verano, que coincide con la época de vacacionar de los dos principales mercados costarricenses, Estados Unidos y Europa, los hoteles permanecen a tope, en tanto que la estación verde presenta niveles de desocupación de hasta un 45% en promedio anual.

Unos 8 mil cuartos permanecieron vacíos el año pasado, debido a la sobreoferta hotelera que no es consecuente con la cantidad de visitantes extranjeros

De pasar las vacaciones de fin de año a medio año, las familias obtendrían precios más cómodos y el sector turístico balancearía mejor sus ingresos.

“Somos de los únicos países cuyo verano y vacaciones se dan al mismo tiempo que la temporada alta, y entonces nos quejamos de que las tarifas son muy caras. Sin embargo, requerimos que haya un convencimiento por parte del Gobierno para crear una política pública que nos apoye con esta propuesta”, dijo Gustavo Araya, presidente de la Cámara Costarricense de Hoteles.

Los hoteleros mantienen también sus esperanzas en la segmentación del producto nacional con nuevos nichos como el turismo de bienestar que atraería a viajeros enfocados en la salud holística, al turismo cultural o religioso y a la observación de aves, entre otros.

Recientemente, el Instituto Costarricense de Turismo lanzó la ruta de aves con la que espera posicionar el país en un mercado que mueve a unos 9 millones de viajeros en el mundo cada año.

Asimismo, la construcción del Centro Nacional de Congresos y Convenciones colocaría al país entre los oferentes de viajes corporativos, los cuales van en aumento y contribuyen a llenar la disponibilidad hotelera al propiciar la reservación de grandes volúmenes de habitaciones y en casos hasta el bloqueo de uno o dos hoteles completos, según el evento.

La desocupación hotelera se agrava porque un porcentaje de turistas no utilizan hoteles sino que reservan los denominados condohoteles, apartamentos de construcción horizontal que por lo general se promocionan en el exterior del país, para alquilarse por semanas o meses.

Además del turista de placer, los viajeros de negocios prefieren estas unidades por ofrecer mayor comodidad, espacio e individualidad con los servicios de un hotel.
Se estima que este año, el país superará los 2,7 millones de visitantes internacionales, una meta fácil de alcanzar según la tendencia creciente en los últimos periodos y a un mejoramiento en la industria de viajes.

201606201929010.rec-12.gif


 



Ver comentarios