Logo La República

Miércoles, 20 de noviembre de 2019



ESPECIAL COMERCIAL RSE 2019


Por tercer año consecutivo sobresale en Red Global de Hospitales Verdes y Saludables

Hospital Clínica Bíblica da ejemplo en uso de energías renovables

Obtuvo plata en ese rubro en el Desafío de la Salud por el Clima, concurso en el que participan más de 17 mil centros de salud de 26 países

Karla Barquero [email protected] | Viernes 25 octubre, 2019

Andrés Alvarado, gerente de Calidad y Ambiente del Hospital Clínica Bíblica.
“Como contribución a nuestra sociedad damos un servicio tomando en cuenta la variable ambiental y también como una contribución al país en su proceso de descarbonización”, comentó Andrés Alvarado, gerente de Calidad y Ambiente del Hospital Clínica Bíblica. Esteban Monge/La República.


Por tercer año consecutivo, el Hospital Clínica Bíblica da ejemplo en materia ambiental, gracias a que se posicionó como el único centro de salud del istmo que destaca en el Desafío de la Salud por el Clima (antes llamado Desafío 20/20).

Esta competencia es realizada por la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables, la cual se dedica a reducir la huella ecológica del sector salud, y en la que participan unos 17 mil hospitales de 26 países.

En esta ocasión, el centro clínico costarricense obtuvo una distinción: el sello plata en energías renovables.

“Llevamos un conteo anual de la reducción de la huella de carbono y también de la captación solar para los paneles solares y los fotovoltaicos; y la captación ha venido incrementándose. Tenemos una medición mensual que a lo largo de los últimos años ha venido aumentando y eso denota un creciente uso de las energías renovables para la operación hospitalaria”, dijo Andrés Alvarado, gerente de Calidad y Ambiente del Hospital Clínica Bíblica.

Por ejemplo, entre las fuentes renovables a las que acude el hospital se encuentran los 24 paneles solares para calentar el agua que se usa en las habitaciones y otros procesos del hospital, y esto se traduce en menos emisiones de dióxido de carbono y en un ahorro estimado de unos siete mil litros de gas licuado de petróleo por año.

Además, posee unos 228 paneles fotovoltaicos para producir electricidad con energía solar y destaca en el uso de luminarias LED, con las que han ido sustituyendo las fluorescentes que no solo son menos eficientes, ya que su vida útil es menor (en promedio, dura unas 20 mil horas contra las 60 mil de la LED), sino que poseen mercurio, un agente tóxico.

En complemento, el centro médico también reutiliza agua de lluvia para lavado de camiones, servicios sanitarios y el riego de jardines, entre otros.

Este reconocimiento al uso de energía renovable está integrado a su constante verificación de carbono neutralidad, proceso en el que llevan seis años y con el que el Hospital Clínica Bíblica dice presente y da cátedra a otras instituciones para sumarse a la meta país de descarbonización.

El pertenecer a esta red global le permite al Hospital Clínica Bíblica conocer las buenas prácticas de otros hospitales y replicarlas, a la vez que lleva sus conocimientos a esos otros centros, y en el que el tema de carbono neutralidad es todo un referente.

El centro médico está comprometido a continuar con estos esfuerzos, y es por eso que su sede de Santa Ana formará parte del proceso de verificación de huella de carbono en 2020.


Otras novedades


Cada año, el Hospital Clínica Bíblica dispone de unos $100 mil para el tema ambiental. Entre las novedades del programa ambiental se encuentran:

  • Apertura de la nueva sede en Santa Ana, en la cual se usan refrigerantes de bajo impacto ambiental como el R600a y el R290
  • Esa nueva sucursal posee el 100% de sus luminarias LED
  • Compensación de emisiones de CO2 equivalente a través de la compra de créditos de carbono asociados al Proyecto Eólico Orosí ubicado en Liberia, Guanacaste


NOTAS RELACIONADAS







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.