Enviar
Antes la mayor afluencia vehicular en la tarde de 5 a 7 p.m., ahora se ha extendido de 3.30 a 7.45 p.m.
Horas pico se prolongan por congestionamiento vial

• Autobuseros optan por destinar más unidades para enfrentar lapsos de mayor tránsito


María Krystal Echeverría
[email protected]

La creciente cantidad de vehículos circulando sobre las mismas vías no sólo provocan congestionamientos viales, sino que han prolongado las tradicionales “horas pico”.
Anteriormente, se conocía que las horas de mayor afluencia vehicular iban de 7 a 8 de la mañana mientras que en la tarde de 5 a 7 p.m. Actualmente, más del millón de carros que transitan por la capital han generado que las horas pico incrementen de 6 a 8.30 a.m. y de 3.30 a 7.45 p.m.
No obstante, esta afectación no se da únicamente en los conductores particulares, sino también en el transporte público, obligando a las empresas autobuseras a adoptar medidas, siendo una de ellas el aumento en la cantidad de unidades para sopesar la extensión de las “horas pico”.
“Debido al congestionamiento vial hemos aumentado el uso de nuestras unidades pasando de 32 buses en hora normal a 40 unidades en horas de alta movilización vehicular” expresó Paulino Rodríguez, gerente de Autobuses Unidos de Coronado.
En ese sentido, los efectos negativos mencionados por los autobuseros se refieren a mayores tiempos de viaje, un incremento en la incertidumbre de horarios de llegada, aumento en el consumo de combustibles y otros costos de operación, así como una disminución de la comodidad física y psicológica de los usuarios.
Por esta razón, los
empresarios coinciden en la necesidad de tomar medidas para darle mayor importancia al transporte público y evitar así disconformidades.
“Lo ideal sería que se le dé la importancia que requiere el transporte público y se controle la afluencia de vehículos particulares que normalmente van ocupados por un conductor, mientras que el bus transporta alrededor de 60 personas” sostuvo Álex Álvarez, co-propietario de Auto Transportes Moravia y Sabana-Cementerio.
En el caso de Sabana-Cementerio la ruta de 6,7 kilómetros que antes se realizaba entre 35 a 40 minutos, pasó a recorrerse en un tiempo de 55 minutos por lo tanto, sus representantes aseguran enfrentar una de las zonas más congestionadas de la capital.
“El embotellamiento en esa zona aumentó ya que no se le da prioridad a los peatones, sino a los autos. Asimismo se permitió la entrada de rutas que vienen fuera de San José por la avenida 10 y Paseo Colón lo que causa un avance mucho más lento del tránsito” declaró Álvarez.
En el caso de Sabana
-Cementerio se han tenido que introducir más autobuses en horas complicadas para poder suplir la necesidad de los peatones.
LA REPUBLICA intentó obtener una reacción del Ministerio de Obras Públicas y Transportes por medio de Javier Vargas, director del Consejo de Transporte Público sin embargo, no devolvió las llamadas hechas a su oficina.
Por su parte, en la empresa Guadalupe encargada de movilizar esa ruta y la de Ipís, la extensión de las horas de mayor tráfico vehicular ha provocado que se movilicen 81 autobuses en horario normal y 109 en las horas más congestionadas.
“Hemos tenido que sacar más buses de 6 a.m. a 8a.m. y de 3:30 p.m. a 7:30 p.m. Lo que antes se conocía como hora pico ahora se ha extendido y ha provocado en que tengamos que tomar medidas para disminuir el consumo de combustible porque las rutas duran más tiempo” añadió José Humberto Montero, gerente de la Empresa Guadalupe.
Asimismo, Lumaca ha tenido que reforzar su flota mediante la incorporación de diez unidades más para atender los 11 frentes que cubre la ruta Cartago-San José.
“Hemos introducido más buses para hacerle frente a las horas de mayor flujo vehicular, pero no basta con las que tenemos por lo que solicitamos al Consejo de Transporte, autorización para adquirir más unidades desde hace siete meses. Sin embargo no hemos recibido respuesta” concluyó Ana Madrigal, vocera de LUMACA.
Ver comentarios