Enviar
Honduras celebra

Dinia Vargas y EFE
[email protected]

A los hondureños se les hizo. Le ganaron a El Salvador 0-1 en su visita al Cuscatlán y cruzaron los dedos para que Estados Unidos empatara con Costa Rica, algo que ocurrió al final.
Honduras hizo su trabajo, su tarea y esperó. Sería en una jugada de centro que Carlos Pavón cazó de cabeza, al min. 64, para pasar de villano a héroe, en solo cinco días.
Los locales habían dominado, pero no concretaron. Honduras llegó y el balón terminó en la red, luego manejó el resto del partido y hasta tuvo algunas opciones de gol para aumentar el marcador.
El técnico Reinaldo Rueda venía ingresando al campo al terminar el partido, luego de salir expulsado, con la idea de que Costa Rica iba ganando, cuando escuchó a alguien gritar que empató Estados Unidos y de ahí en adelante comenzó la fiesta catracha, que superó por diferencia de gol a Costa Rica, para llevarse este tercer lugar.
Y en un encuentro de trámite, los aztecas llegaron más que clasificados de la fecha anterior, sacaron un empate ante un Trinidad y Tobago que se despidió sin pena ni gloria de esta eliminatoria.
Los de la isla abrieron la cuenta con Kerry Baptiste, al min. 32; sin embargo, al 57 empató Enrique Esqueda. Tres minutos más tarde Baptiste repitió en la red y el defensor Carlos Salcido (65) marcó el último tanto del partido.
Estados Unidos ocupó el primer lugar con 20 puntos, con uno menos quedó México, los hondureños fueron terceros, Costa Rica se quedó con el cuarto lugar, el quinto le correspondió a El Salvador con ocho unidades y Trinidad con solo seis.
Ver comentarios