Enviar
Hollywood 2010: buenas y malas noticias
Mel Gibson y Lindsay Lohan protagonizaron los momentos más negros; el éxito de “Toy Story 3” equilibra la balanza


Los problemas personales de Mel Gibson y Lindsay Lohan eclipsaron el firmamento de Hollywood durante 2010, un año en el que los personajes animados de “Toy Story 3” arrasaron en la taquilla mundial, con más de $1.000 millones de recaudación.
Gibson, otrora estrella absoluta e intocable del cine, paga ya las consecuencias de una supuesta agresión a su ex pareja, la rusa Oksana Grigorieva, enzarzado en un proceso de vistas orales que sopesan si las pruebas reunidas por la investigación son suficientes para enjuiciar al actor por un caso de violencia machista.
La imagen del protagonista de “Braveheart” frente al ojo público está muy deteriorada, sobre todo tras la filtración de unas supuestas conversaciones telefónicas grabadas por Grigorieva, en las que el actor la insulta y la denigra hasta extremos insospechados.
El intérprete acusa de extorsión a su ex pareja y aduce que le impide ver a su hija en común, Lucía, nacida en octubre de 2009.
Pero nada ha podido evitar que incluso algunos de sus compañeros de profesión le hayan dado la espalda cuando se anunció que formaría parte de la secuela de “The Hangover” y que se haya retrasado el estreno de su próxima cinta, “The Beaver”, dirigida por su íntima amiga Jodie Foster, de las pocas personas en la industria que han salido a dar la cara por él.
Gibson iba a encarnar a un tatuador de Bangkok en “The Hangover 2”, pero finalmente fue sustituido por Liam Neeson. “Pensé que Mel habría estado genial en la película”, dijo el director, Todd Phillips. “Pero me doy cuenta de que una película es un esfuerzo colectivo y la decisión final no tenía el apoyo total del reparto y del equipo”, añadió.
“The Beaver”, filme en el que Gibson da vida a un hombre separado que recupera la autoestima gracias a un muñeco de trapo con forma de castor y cuyo estreno estaba previsto para este año, no llegará a las salas finalmente hasta la próxima primavera, aunque Foster ya vaticina que se trata de una de las mejores actuaciones de su colega.
Por su parte, Lohan, de 24 años, permanece ingresada en un centro de rehabilitación para tratar su adicción a las drogas.
La joven arrastra un largo proceso judicial por una causa que se inició en 2007 cuando fue detenida por conducir ebria y que se complicó posteriormente cuando incumplió en reiteradas ocasiones las condiciones impuestas por los jueces para que pudiera seguir en libertad.
A finales de setiembre se supo que Lohan dio positivo en dos controles antidroga y, tras pasar unas horas en prisión y abonar la fianza de $300 mil, ingresó en el centro de rehabilitación Betty Ford.
Un juez optó en octubre por permitir que la actriz continuara internada en esas instalaciones médicas para realizar su tratamiento hasta el 3 de enero, fecha en la que podrá volver a casa hasta que nuevamente vuelva a los tribunales el 25 de febrero para revisar su caso.
Lohan estrenó este año “Machete”, de Robert Rodríguez, y su aparición, al contrario de lo que se había especulado, no sirvió para relanzar su trayectoria artística, cada vez más en picado como lo demuestra que el papel principal de “Inferno”, un biopic sobre la actriz porno Linda Lovelace en el que iba a trabajar, fue finalmente ofrecido a Malik Akerman.
Pero en Hollywood no todo son sombras. “Toy Story 3” se confirmó como el gran éxito del año con más de $1.000 millones en la taquilla mundial, una cifra también superada por “Alice in Wonderland”, de Tim Burton, según el portal especializado Box Office Mojo.
La lista de las cinco cintas más vistas de 2010 la completan “Inception”, de Christopher Nolan, con $825 millones; “Shrek Forever After”, donde Antonio Banderas prestó una vez más su voz al personaje del “gato con botas”, con $737 millones, y “Harry Potter and the Deathly Hallows - Part 1”, que posiblemente subirá posiciones antes de que acabe el año, con más de $720 millones.

Los Angeles / EFE
Ver comentarios