Hogares pagarán ¢110 mil más en 2016 para funcionarios
Enviar

RESUMEN EJECUTIVO
Cada hogar típico en 2016 entregará ¢110 mil más a los funcionarios, como monto pagadero por encima de la inflación esperada, a raíz de la aprobación anteayer del presupuesto.
Podría además haber una afectación en inversión y empleo, tras un alza en las tasas de interés, como resultado del incremento en el nivel de endeudamiento.
Otra consecuencia del presupuesto sería la de agravar el rezago en infraestructura vial, ya que no habría aumento en los montos dedicados a estas y otras obras públicas.
El presupuesto de 2016 se acopla a la tendencia de los gobiernos desde 2010, de incrementar la deuda nacional, al gastar cada año más de lo que ingrese.



En cuanto a la compensación de los burócratas, cada hogar de cuatro personas en promedio entregará unos ¢110 mil más en 2016 para este rubro, como monto pagadero por encima de la inflación esperada, a raíz de la aprobación anteayer del presupuesto.
Se trata del incremento en los montos pagaderos de unos ¢160 mil millones, dividido por los casi 1,5 millones hogares que hay en el país, al suponer una tasa de inflación del 3%.
Podría además haber una afectación en la inversión y el empleo, tras una alza en las tasas de interés, que sucedería como resultado del incremento de unos $3 mil millones en el nivel de endeudamiento.
El incremento en las tasas resultaría del hecho de que el Gobierno compitiera por el dinero en el mercado nacional.
Costa Rica desde 2011 ha obtenido préstamos de $1.000 millones al año en el exterior, a tasas preferenciales.
Sin embargo, parece que el Gobierno esta vez no obtendría el financiamiento fuera del país, al no contar con el visto bueno de la Asamblea, que es una condición previa.
Existen algunas opciones adicionales para encontrar el financiamiento externo; sin embargo, la probabilidad de que se realizara alguna de ellas es baja, ya que se trataría de las maniobras administrativas, que podrían considerarse improcedentes.
El incremento en las tasas producido por la necesidad de financiar todo el déficit en el mercado interno podría ser moderado, al tratarse de solo un tercio del monto total.
Sin embargo, cualquier alza tendría un impacto en los préstamos, sean para la expansión empresarial, la vivienda, o los vehículos y otros bienes de consumo.
Otra consecuencia del presupuesto sería la de agravar el rezago en infraestructura vial, ya que habrá menos recursos disponibles para estas y otras obras públicas.
En 2016, se destinarán unos ¢277 mil millones a las inversiones de capital, de acuerdo con el presupuesto en comparación con ¢330 mil millones este año.
El presupuesto del año entrante dejaría a Costa Rica como el país latinoamericano que demuestra la combinación más fuerte del déficit y deuda, al mantener la tendencia de los gobiernos desde 2010, de gastar cada año más de lo que ingresa.
El déficit el año entrante sería de unos ¢2 billones, el más alto de la historia moderna de Costa Rica.
Con esto, el nivel de endeudamiento quedaría en unos $26 mil millones, que representaría casi la mitad del valor de la producción nacional.

201511242049060.recuadro-10-1.gif

201511242049060.recuadro-10-2.gif

 


Ver comentarios