Enviar

Historia sin fin

Otra vez Saprissa salió celebrando del Morera


Luis Rojas
[email protected]


Los últimos minutos, esos en que ya se ha hecho ley que Saprissa defina sus partidos, fueron ayer una vez más los que le dieron la clasificación a la octagonal de Concacaf, y el pase a la final de Uncaf al equipo morado, que empató 1-1 con Alajuelense y lo mandó al repechaje, con gol de Alejandro Alpízar al 90’.
Los primeros 15 minutos, como se esperaba. Alajuela arreció con todo. Sin estudios, sin complejos; no le quedaba nada más que ir encima de un Saprissa que con el resultado de la semana pasada, ya los superaba 0-1.
El escenario, una cancha barrial que hacia difícil llevar el balón hacia delante; levantarlo era la receta necesaria para hacerlo circular con rapidez.
Los liguistas desde la recuperación de Cristian Montero y con Leonardo Martins en la media y Kenny Cunningham como compañero de Víctor Núñez impusieron las condiciones del juego.
Al minuto 4, una falta de Cordero contra el Mambo, cobró el brasileño Martins y estrelló la pelota en el vertical derecho de Porras, era el primer aviso.
Al minuto 15, se dio una excelente acción de Cunningham por la atacante izquierda que con un túnel se quitó a Bennett, dejó atrás a Celso y centró en medio de las piernas de Cordero, para que Martins la ganara por el centro y la tocara imposible para Porras.
Con el uno a cero, la Liga que vimos en los primeros 15 minutos desapareció; Saprissa tomó el control, presionó, se ganó tiros libres y saques de esquina que pusieron en jaque a los rojinegros, cuando Solís se paraba detrás del balón y buscaba las cabezas de Cordero y Badilla por el centro.
Saprissa logró un gol al 17, precisamente en acción de bola muerta, pero el silbatero hondureño Ricardo Zelaya anuló la anotación por supuesta carga de Ronald Gómez.
Aquella seguridad que mostró Alajuelense al principio desapareció; Saprissa tuvo opciones y aunque no las concretó dejó sembrada la inquietud entre los rojinegros al final de los 45 minutos. Habíamos visto un partido diferente de la Liga en el arranque, pero en el resto se había convertido de nuevo en el mismo equipo inseguro y confuso que había perdido ocho días antes.
Para la complementaria arrancaron los mismos actores y la misma urgencia de ambos equipos por el gol.
Porritas suelta un balón que Herrera no puede aprovechar por lo sorpresivo de la acción; luego taquito de Cunningham pone a Víquez de francontirador pero su remate rebota en el horizontal y por segunda vez en la noche los palos, salvaban a José Francisco.
Al 54’, fue el Mambo que no había aparecido en el partido, y Víquez le puso la suya, aquella en que tenía que vencer a Porras, pero el guardameta saprissista ganó el duelo. Saprissa manejaba el balón, pero las acciones de peligro eran rojinegras. Los morados acechaban, pero en defensa, la Liga estaba intachable.
El partido maduraba y la posibilidad de los penales rondaba el Morera, pero cuando llegaron los últimos minutos, esos en que los morados siempre hacen goles; esos en los que los aficionados contrarios siempre desean que “vuelen”, cayó el gol; error de Wallace, y Alpízar en el cara a cara con Wardy lo vence; seguridad, gol y triunfo.

Síntesis

1 Alajuela: Wardy Alfaro; Harold Wallace, Pablo Salazar, Michael Rodríguez, Mario Víquez, Cristian Montero, Pablo Herrera (Cristian Oviedo, 72’), Leonardo Martins (Giancarlo Solórzano, 62’), Pablo Gabas, Kenny Cunningham (Esteban Rodríguez, 88’) y Víctor Núñez. D.T. Carlos Restrepo.

1 Saprissa:
José Porras; Tray Bennett, Víctor Cordero, Gabriel Badilla, Andrés Núñez, José López, Michael Barrantes, Armando Alonso, Celso Borges (Alejandro Alpízar, 72’), Ronald Gómez y Alonso Solís. D.T. Jeaustin Campos.

Goles: 1 a 0, al minuto 15, Leonardo Martins. 1 a 1, al 90, Alejandro Alpízar.
Arbitro: Ricardo Zelaya (Honduras).
Asistentes: Roberto Girón y Rafael García hondureños. Cuarto árbitro, Edgar Rodríguez (CR)
El mejor: Armando Alonso
Estadio Alejandro Morera Soto, 7 p.m.


Ver comentarios