Logo La República

Martes, 20 de agosto de 2019



EDITORIAL


Hay que capacitar para nuevos empleos

| Miércoles 29 septiembre, 2010




El país debería realizar un esfuerzo extraordinario de capacitación para no desaprovechar el potencial humano con que cuenta y las nuevas fuentes de empleo que se abren

Hay que capacitar para nuevos empleos

La crisis económica no detuvo el ingreso al país de empresas de servicios, movimiento que seguirá creciendo, según parece. Sin embargo, Costa Rica no cuenta con suficiente mano de obra del tipo que esas compañías requieren.
Se espera el ingreso de 15 proyectos de inversión en el corto plazo, que requerirán miles de colaboradores en los próximos años.
El reto es para las entidades dedicadas a formar personal en las áreas como soporte técnico y de atención al cliente, y aquellas que enseñan el idioma inglés. En atención al cliente deberá haber especialización para diferentes industrias y en todos los casos tendrá que ser muy bueno el nivel de esta lengua.
Si esta es la realidad y el país necesita tanto disponer de fuentes de empleo, es vital la labor que pueda desarrollar una entidad como el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA). Sus graduados en inglés aparentemente son muy bien recibidos por los empleadores.
A la fecha el INA realiza diversos ajustes e incluso se provee de mayor infraestructura para hacerle frente a esta necesidad. No obstante, será necesario que actúe con la mayor la rapidez. Tendrán que implementarse mayor cantidad de cursos, horarios y planes de estudio para que puedan acceder a ellos amplios grupos de población y abrir nuevas carreras técnicas de acuerdo con la demanda.
El INA debería estudiar, si no lo ha hecho aún, cuáles circunstancias son las que producen deserción entre su alumnado para intentar cambiar esa realidad y quizás abrir cursos con mayor frecuencia para tratar de volver a llenar cupos que quedaron desocupados. Son muchos los jóvenes que hoy anhelan entrar a sus aulas, apreciando la calidad de sus cursos, pero no lo logran por falta de espacios.
El INA se comunica y coordina actualmente con gerentes de empresas para conocer a fondo sus necesidades. La población debería enterarse sin demoras de las nuevas posibilidades que la institución ofrecerá a fin de organizarse para aprovecharlas.
En definitiva, el país debería realizar un esfuerzo extraordinario en este sentido para no desaprovechar el potencial humano con que cuenta y las nuevas fuentes de empleo que se abren.