Enviar

Hoy se reunirán en Panamá los presidentes de ese país y de Costa Rica y también algunos de sus ministros. Se anuncia que además de las conversaciones quedará instalado un consejo de asociación entre ambas naciones para dar seguimiento a los temas bilaterales. Queda pendiente que este órgano no se quede en un ente burocrático más


Hay que aprovechar una buena vecindad

La oportunidad de avanzar en una relación bilateral que podría beneficiar a ambos países y abrir nuevas posibilidades de negocios se presenta con la visita que hace durante el día de hoy a Panamá el presidente Luis Guillermo Solís, junto con algunos ministros y el canciller.
Pero además del comercio, los temas de migración, aduanas, infraestructura, seguridad y diplomacia son de mucha importancia para ambas naciones.
Más allá de los detalles de esa agenda que reunirá a los presidentes de ambos países y también a los ministros, quedará instalado el Consejo de Asociación Panamá-Costa Rica, para dar seguimiento a los temas bilaterales.
Con una historia y una evolución diferentes, aunque vecinos en el istmo, Panamá y Costa Rica no solo pueden competir sino también complementarse.
Ambos países son y serán siempre vecinos y la cercanía es un punto importante a favor.
Panamá, con su canal interoceánico, se definió en buena medida históricamente como un país de servicios, y hoy más que nunca, ya recibiendo los beneficios de la operación del canal, que dan un significativo aporte de muchos millones de dólares al fisco panameño, sigue adelante con su proyecto país de ofrecer todo tipo de servicios al mundo.
Costa Rica por su lado tuvo durante varias décadas una política de fuerte inversión en salud y educación de su gente, una sólida institucionalidad y un clima de paz aun en momentos en que Centroamérica ardía en guerras, que le permitió tomar ventaja en algunos temas de desarrollo. Ahora, además de sus riquezas y bellezas naturales, que le permiten apostar a la industria del turismo con sus diversos encadenamientos, nuestro país ha venido recogiendo frutos de las inversiones hechas en su gente.
Competir en los mismos temas de desarrollo tal vez no les deje tan buenos resultados a Panamá y Costa Rica como podría significarles una estrategia para complementarse.
Pero sin duda el tema de aduanas es un punto álgido y no hay duda que muchos querrán conocer cuál fue el resultado de este encuentro entre las máximas autoridades de ambos países en relación a ello. Es conocida y lamentable la condición de nuestras aduanas terrestres con el sur y el norte.
En ese sentido, habrá que dar seguimiento al recién instalado Consejo de Asociación para verificar que cumpla su misión de dar seguimiento a los temas bilaterales y no se convierta en un órgano burocrático más.

 

 

Ver comentarios