Logo La República

Lunes, 2 de agosto de 2021



FORO DE LECTORES


Hay más que deben irse

Jonathan Prendas jonathan.prendas@gmail.com | Lunes 19 julio, 2021

prendas

Jonathan Prendas

Diputado Nueva República

Así de simple. Si el Ejecutivo de verdad quiere ser transparente y demostrar que pone a Costa Rica en primer lugar, debería dar claras señales de que va a poner la casa en orden. Su primer paso sería propiciarla salida de los ministros Rodolfo Méndez Mata y Elian Villegas.

Ya desperdició una oportunidad de oro para recuperar algo de credibilidad, cuando se rehusó a echar para atrás en el nombramiento de Ottón como representante en OCDE. Solís renunció el miércoles porque se vio presionado y entendió, al fin, que nadie estaba de acuerdo con su ilegal designación y que le hacía mucho daño al país.

Este capricho presidencial tuvo serias repercusiones: dinamitó la escasa relación del gobierno con el Congreso, ocasionó una crisis política innecesaria, puso en riesgo el préstamo con el FMI y debilitó el precio de los eurobonos costarricenses, que empezaron a caer desde principios de la semana pasada.

Las investigaciones sobre el caso Cochinilla que están en marcha tanto en el ámbito judicial como en la Asamblea Legislativa, nos dan suficientes argumentos para exigirle al gobierno que también destituya a los ministros Villegas y Méndez. Es un tema de confianza –que está rota-, de transparencia -que no hay- y de credibilidad.

La cercanía y los evidentes nexos laborales entre la empresa H. Solís y el actual mandamás en Hacienda, quien incluso fue apoderado de esa compañía, hacen necesaria su separación del gabinete. Mélida Solís, dueña de la constructora, se refiere confianzudamente a Villegas como el “abogado personal de papi, y mío”.

El ministro es quien tiene el control de las finanzas públicas costarricenses, conoce los vericuetos para trasladar recursos entre instituciones y, según la señora Solís, es una excelente fuente para saber si el gobierno “está mal de fondos” y alguien que “entiende muy bien los contratos de conservación”.

El jerarca del MOPT, quien se enredó en múltiples contradicciones tras el estallido de este caso de corrupción, enfrenta una causa por incumplimiento de deberes y prácticamente cada semana los costarricenses conocemos que fue el ejecutor de acciones que crean dudas, sospechas. Alejandro Navas, director del Lanamme, aseguró en la comisión legislativa que las autoridades del MOPT y Conavi archivan los informes sobre obras públicas que ellos les proporcionan, sin acatar todas sus observaciones.

Méndez Mata volvió a ser el centro de la polémica la semana pasada, pues el Semanario Universidad dio a conocer que el cierre de las cuatro plantas de asfalto que ordenó el jerarca del MOPT, podría haber beneficiado a algunas de las empresas que están siendo investigadas. El jueves, en la comisión legislativa se confirmó que tanto gerentes y como el Consejo de Administración del Conavi (el cual preside el ministro) le ocultaron información clave a la auditoría de la entidad.

Nueva República cree que ya es tiempo de que el Ejecutivo tome decisiones valientes, que no actúe solo por presión, sino porque entiende que el país quiere transparencia y luchar contra la corrupción. Es hora de que piense en Costa Rica, y no solo en sus amigos y aliados; ya esto no puede ser una súplica, un deseo, sino una exigencia y una necesidad.







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.