Hasta siempre campeón
Enviar

Hasta siempre campeón

201211120022061.a4.jpg
Casey Stoner le dijo adiós ayer a la GP todavía muy joven.José Jordan-AFP/La República

El australiano Casey Stoner se despidió de la competencia activa de la mejor manera que podría soñar un deportista de elite, cuando se está en lo más alto de la carrera y sin esperar a que el tiempo y la desidia acaben con sus ganas de ser competitivo.
Demasiados años en Europa, intentando desde muy joven destacar en el motociclismo mundial, fueron una losa demasiado grande para el doble campeón mundial de MotoGP australiano, al que el nacimiento de su primera hija, Ali, a principios de año, le cambió toda su perspectiva de la competición.
A los 14 años, sus padres decidieron dejar atrás todo en su Australia natal y marcharse a Inglaterra para continuar la carrera deportiva de su hijo.
Era el año 1999 y en 2000 ya debutó ganando el campeonato Aprilia de 125 c.c. además de disputar varias pruebas del Campeonato de España.
Una temporada después, en 2001, disputó los campeonatos de Inglaterra y España y también como invitado en el Gran Premio de Gran Bretaña y Australia, que acabó decimoctavo y duodécimo, respectivamente.
Su paso a MotoGP se produjo en 2006 de la mano de Honda y una vez más con el equipo de Lucio Cecchinello y fue tal su actuación que Ducati lo fichó para ser su piloto oficial en 2007, año en el que le dio a la marca italiana nada menos que nueve victorias y cuatro podios más.
Stoner se convirtió en Japón en el segundo campeón más joven de la historia tras el estadounidense Freddie Spencer, 84 días más viejo que el americano de 21 años.
El piloto australiano tiene el honroso orgullo de ser, además, el único que hizo campeona a Ducati, quien tras su paso a Honda fichó a todo un Valentino Rossi para continuar una trayectoria ganadora y solo pudo lograr tres podios con el nueve veces campeón del mundo transalpino.

Cheste, Valencia
EFE

Ver comentarios