Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



NACIONALES


HARVARD: Use listas de tres partes para comunicar

EFE | Miércoles 11 julio, 2012



HARVARD: Use listas de tres partes para comunicar

Las listas de tres son un viejo truco de la persuasión efectiva. Destilan cualquier mensaje en cosas claves para recordar. Estas listas sirven porque la mayoría de la gente puede recordar tres cosas, y tres elementos cualquiera demuestran suficientemente un patrón. La próxima vez que tenga que transmitir un mensaje importante, divídalo en tres partes. Puede anunciar abiertamente su lista tripartita, como por ejemplo “Hay tres cosas que debemos hacer para lograr que nuestros estados financieros vuelvan a números negros”, o puede ser algo más sutil como “Tenemos el mejor producto del mercado. Tenemos el mejor equipo. No obstante, no cumplimos la meta de ventas”.

Prepare a los líderes emergentes para los cargos más altos
Una de las transiciones gerenciales más difíciles es avanzar de líder funcional a líder de empresa. Preparar gente para estos cargos altos debe empezar anticipadamente. Permita que los candidatos adquieran experiencia en proyectos transfuncionales. Si dirige una empresa mundial, también asegúrese de darles tareas internacionales. Conforme su promesa de liderazgo se vuelva evidente, designe a estas personas en equipos de gerencia sénior y expóngalas a gente externa interesada en la empresa, como inversionistas, medios de comunicación y clientes claves. Antes de promoverlas, envíelas a un programa ejecutivo sustancial que aborde diseño organizacional, mejora de procesos comerciales, manejo de transición y otras habilidades. Rodéelas con un equipo firme y experimentado del que puedan aprender.

Responda a lo inesperado
La mayoría de la gente se prepara para el futuro pronosticando qué pasará y actuando correspondientemente. ¿Pero qué debe hacer cuando sucede lo inesperado, cuando lo despiden, cuando cancelan su proyecto, cuando un nuevo competidor pone de punta a su industria? De cara a la incertidumbre, debe actuar inmediatamente. Empiece identificando lo que quiere. Después, tome una medida inteligente que lo acerque a esa meta lo más rápido posible, usando lo que sabe, a las personas que conoce y cualquier otra información disponible. Luego de actuar, pregúntese: ¿Esas acciones lo acercaron a la meta? ¿Necesita recursos adicionales para aproximarse aún más? ¿Todavía quiere lograr su objetivo? Ponga mucha atención y aprenderá algo. Y entonces será hora de volver a actuar.

Temas de conversación

Trabajadores con más educación, menos satisfechos

La satisfacción laboral es menor entre la gente que tiene más educación y los solteros, y mayor entre los funcionarios públicos. Además, la satisfacción laboral tiene forma de U a lo largo de la vida, empezando alto antes de caer para volver a elevarse, informa Santiago Budria, de la Universidad de Madeira. Los trabajadores con educación secundaria y terciaria tienen aproximadamente un 2% mayor probabilidad de estar completamente insatisfechos con su trabajo y entre el 2% y el 4% menos probabilidad de sentirse completamente satisfechos, según un estudio entre casi 5 mil trabajadores de España.

Hombres con más probabilidad de aceptar trabajos de “cuello rosa”

La proporción de enfermeros registrados en Texas creció de un 8,4% a un 10,5% entre 2000 y 2010, señal de que los hombres están invadiendo ocupaciones dominadas por las mujeres en Estados Unidos, según The New York Times. Trabajos como enfermería y enseñanza ofrecen estabilidad financiera y buena calidad de vida, y ahora que los estereotipos de género se están erosionando, los hombres están más dispuestos a aceptar los que solían conocerse como puestos de “cuello rosa”.