Enviar
Hanna fue fiel al libreto
La boxeadora, que regresó ayer al país, evitará a la principal aspirante en su primera defensa del título

Fiel al libreto, interpretando el guión con exactitud y eficiencia, la boxeadora Hanna Gabriels se coronó el sábado campeona mundial welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).
“Ella resumió el trabajo de ocho semanas, tal y como se lo pedimos, acabando con su contrincante en el arranque; sabíamos que podía hacerlo y evitar el riesgo de que su rival fuera alargando la pelea”, dijo su entrenador Ezequiel Obando, quien tuvo que permanecer en nuestro país, por no tener visa americana.
Gabriels, quien solo tardó 20 segundos para acabar con la dominicana Gardy Peña, en el coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón, Puerto Rico, logró así su sexto nocaut, y aumentó su expediente a 10 triunfos y un empate, sin derrotas.
“Creo que la lastimé con un gancho al hígado”, dijo la campeona. “No me esperaba eso (que terminara tan rápido la pelea), pero no me sorprende el resultado. Trabajamos muy duro en el gimnasio”, explicó la tica a la prensa local.
Consultado sobre el futuro de Gabriels, Obando manifestó que ahora tendrán que planificar con el promotor Sampson Lewkowicz, uruguayo quien vive en Las Vegas y que ya suma siete campeones mundiales y una campeona. Agregó que en los próximos 10 días se conocerá quién será la próxima rival de Gabriels.
“No queremos y no nos pueden obligar a pelear todavía ante la aspirante número uno, escogeremos la rival porque ahora se trata de vigilar su permanencia y economía. Ya no tenemos nada que demostrar, porque ella ya lo hizo en el ring”, dijo Obando.
Según el entrenador, los reglamentos les permiten un plazo mínimo de 90 días, para estar obligados a pelear con la primera aspirante. Agregó que se vislumbran dos opciones para Hanna, la primera de las cuales, si recibe ayuda del gobierno, estaría realizando su primera defensa en nuestro país; sino volvería a viajar a Puerto Rico.
Gabriels, por su parte, dijo que ya se siente físicamente preparada para continuar su carrera y en la división de las 154 libras, a lo que Obando agregó que “retornaremos a los entrenamientos lo antes posible, porque pretendemos una campeona para rato”.
Gabriels había dicho antes de viajar a Puerto Rico que “me muero” por pelear con la estadounidense, Rachel Clark, una zurda de metro ochenta, que es la única que le ha logrado sacarle un empate en las once peleas que ha realizado.
Hanna regresó ayer el país y viajó en caravana hacia el centro de la capital donde su patrocinador “El Gran Bingo Multicolor” le preparó la bienvenida.
“La pelea duró tampoco, que ella podría volver a pelear dentro de 15 días sin ningún problema”, concluyó Obando.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios