Enviar
Hanna cumplió
Noqueó a Melisenda Pérez en el sétimo asalto y sigue siendo la campeona mundial

Hanna Gabriels derrotó anoche a la estadounidense de origen mexicano, Melisenda Pérez, por nocaut en el sétimo asalto, en una noche que puede marcar un antes y un después en el boxeo costarricense.
La pelea se realizó con el marco esplendoroso de una gradería este prácticamente abarrotada del Estadio Nacional, al igual que las butacas cercanas al ring, con más de 14 mil personas que propiciaron un escenario que imaginamos no habían vivido jamás ninguno de los actores boxísticos de anoche.
Hanna arrancó agresiva, con hambre de nocaut, buenos golpes en el primer y segundo round, Melisenda sufriendo desde el principio y la gente haciendo la ola en las gradas.
En el tercer asalto empezó a mejorar Pérez tomando confianza y equilibrando el combate, pero en el quinto Gabriels retomó el castigo y la pelea pasó del sexto round, del que ambas habían anunciado que no pasaba la pelea.
En el sétimo llegó la victoria Hanna. Llevó a su rival a una esquina y le dio una solemne paliza, el árbitro detuvo, Melisenda cayó y todo terminó.
Antes de la pelea de Hanna se disputaron dos títulos mundiales, el primero, en el peso pluma entre la dominicana Dahiana Santana y la estadounidense Stacey Reile, dos menuditas boxeadoras que sin mucho preámbulo pasaron a los golpes con un mejor boxeo de la dominicana, aunque con la estadounidense detrás de ella buscando cazarla.
Ambas boxeadoras en el décimo asalto echaron lo último que tenían, con evidente mejor condición física de la dominicana, que en nuestro criterio conectó también los pocos mejores golpes durante el combate, pero en decisión dividida el fallo fue para la estadounidense con la consecuente rechifla del público que apostaba por la isleña.
En la otra pelea se disputó el campeonato mundial súper gallo entre otra estadounidense, Melinda Cooper, contra “La Niña” de Puerto Rico, Ada Vélez.
La puertorriqueña inquieta, la estadounidense serena con un boxeo más pausado y más inteligente que su rival. Hacia la mitad, el combate era parejo, Vélez trataba de apurar, pues se sentía abajo, la estadounidense se mantenía fiel a su estilo y así llegó el final de la pelea, sin nocaut, y la decisión fue para Vélez que se convirtió en campeona súper gallo.
En las peleas de los varones, la mejor fue la del Popular Bryan “Tiquito” Vásquez ante Santos Martínez de Nicaragua, combate a nueve rounds.
Con el apoyo del público que lo impulsaba, el Tiquito llevó la iniciativa desde los primeros rounds aunque Martínez siempre buscó la pelea.
Vásquez fue acumulando puntos, producto de algunos buenos golpes que violaron la defensa del nicaragüense y que le ganaron al final una decisión unánime de los jueces y dejarse el título Súper Pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).
Los tres combates iniciales, pactados todos a seis rounds se definieron a favor de Costa Rica, dos por la vía del sueño. Ticos enfrentaron a mexicanos y los del norte no dieron la talla.
En el primer combate, Berman Sánchez de Costa Rica venció por decisión al mexicano Eduardo Becerril. El segundo boxeador azteca sí dobló la rodilla; Marino Mercado apenas le aguantó dos rounds completos al tico Elvin Pérez que lo despidió por la vía del sueño a los 2 minutos 30 segundos del tercer round, de esta pelea pactada a seis.
Luego le tocó el turno a Jaime Barboza de despedir por nocaut técnico en el cuarto asalto a Ulises Duarte.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios