Enviar
Dinero representa casi el 70% del presupuesto de Seguridad Pública
Hampa cuesta ¢96 mil millones a empresas
Inseguridad eleva costos de servicios al consumidor

La inseguridad en el país es un problema con un alto costo para los empresarios y que golpea su competitividad.
El sector comercio destinó más de ¢96 mil millones en sistemas de lucha contra el hampa, en los últimos 12 meses.
Este dinero representa casi el 70% de lo que el Gobierno presupuestó para el Ministerio de Seguridad Pública.
Las compañías emplean esos recursos en contratar guardas de seguridad privada las 24 horas, cámaras en sus establecimientos o localización satelital de vehículos.
En los sistemas de circuito cerrado de vigilancia la inversión ronda los ¢7 mil millones.
Del total de gasto en seguridad, el 88,5% es para contratación de personal o empresas de resguardo. En el sector comercio hay contratadas más de 21.500 personas para este servicio, lo cual tiene un costo anual de ¢86 mil millones.
Si parte de esos recursos fuera destinada a contratación de personal o para optimizar la producción, el resultado de las compañías y de la economía nacional sería otro.
Debido a que el Gobierno no es capaz de brindar la seguridad debemos invertir para evitar que nos roben. Esto al final nos resta competitividad como sector y al país, enfatiza Carlos Federspiel, presidente del Grupo Universal, propietario de las tiendas Universal, Subaru Costa Rica y Fujifilm.
El hecho de que las compañías destinen tantos recursos a otra actividad fuera de su objetivo comercial tiene consecuencias.
El 70% de las empresas no prevé aumentar la contratación de nuevos empleados el resto del año, ni invertir en su negocio.
Estos datos son parte de los estudios Costos de la Inseguridad Ciudadana y el Indice de Confianza del Sector Comercial, realizados por la Cámara de Comercio de Costa Rica.
Tanto sistema de seguridad repercute en la tasa de criminalidad del sector, pues disminuyó.
El cambio más significativo es en las grandes compañías en las que el dato bajó 13 puntos porcentuales. Ahora un 53% fue víctima del hampa.
En las medianas y pequeñas empresas la situación es la misma, un 46% y un 20%, cada una.
Este tipo de gasto obviamente afecta el costo final de los productos al consumidor. Cuanto más pequeña sea la empresa, más será el porcentaje que afecta el precio, explica Arnoldo André Tinoco, presidente de la Cámara de Comercio.
Tras la investigación, la principal crítica del sector es por la falta de políticas eficientes en el gobierno que puedan disminuir la inseguridad en el país.
Esto pese a que el objetivo de la administración de Laura Chinchilla es precisamente el combate de los actos delictivos.

Oscar Rodríguez
[email protected]
Ver comentarios