Logo La República

Miércoles, 16 de enero de 2019



COLUMNISTAS


Hacienda se ha concentrado en la presa fácil

Siany Villalobos [email protected] | Martes 08 enero, 2019


El desorden, la ineficacia y el descontrol continúan, nos enteramos de otro informe de la Contraloría General de la República INFORME N° DFOE-SAF-IF-00012-2018, de 14 de diciembre 2018, pero lo más lamentable es la injusticia con la población más vulnerable como lo es la niñez costarricense y las familias en extrema pobreza que probablemente le tuvieron que dar vacaciones al hambre, según se aprecia en las últimas actuaciones del Ministerio de Hacienda.

Con respecto al informe de la CGR, referido anteriormente, se estructuró en tres ejes para combatir la evasión: control tributario extensivo, intensivo y la capacidad resolutiva que tiene el Ministerio de Hacienda, y como era de esperar, la respuesta no fue positiva para el país, pues la evasión aumento 2 puntos porcentuales pasando del 29,1% en 2012 al 31,1% en 2016, igualmente el número de morosos creció (28,0%) es decir, siete de cada diez contribuyentes poseen deuda en el impuesto general de ventas y en suma se debe contemplar a los contribuyentes quienes declaran menor o igual que cero (grandes contribuyentes), incrementando también dos puntos porcentuales.

Es evidente que el trabajo del Ministerio de Hacienda no está siendo el mejor, y que se está concentrando en la presa fácil, como lo son los asalariados y dejando que continúe el descontrol en los grandes contribuyentes, donde los más beneficiados son los que más tienen, mientras que la clase trabajadora paga los “platos rotos” al igual que la población más vulnerable del país y ni que decir las finanzas del país que deja de percibir el impuesto cobrado en la venta de bienes y servicios.

La evaluación que otorga la CGR en el estudio realizado, establece que las calificaciones que estén por debajo del 70% requieren acciones inmediatas de mejora, siendo el caso del Ministerio de Hacienda, con la gravedad que el impuesto general de ventas es uno de los ingresos más importantes en el presupuesto de la República.

El impuesto general de ventas, ahora Impuesto al Valor Agregado, representa en el presupuesto de la República para 2019 un 14,3% (¢1.569.400.00), del total de ingresos, contemplando que la deuda representa el 53,3%, y la renta un 16%, por lo que este impuesto es el segundo ingreso corriente en importancia para financiar el aparato estatal, Poder Legislativo, Poder Judicial y Poder Ejecutivo, Defensoría de los Habitantes, Contraloría General de la República y Tribunal Supremo de Elecciones, más el pago de la deuda (amortización e intereses)

Así las cosas no queda más que poner las barbas en remojo, acatar las recomendaciones que hace la Contraloría General de la República desde 2010, una dosis de humildad no caería mal, porque se nota que lo implementado, no alcanza, y por el contrario los resultados no han sido los esperados, no se puede hacer lo mismo y obtener resultados diferentes. Peor aún, no se puede seguir sin estrategias claras, dado que el informe del Ente Contralor revela “ausencia de estudios que evalúen y permitan dar seguimiento al efecto tributario de las acciones para el control de la evasión en el impuesto general de ventas” porque es difícil que los recursos bajen como maná del cielo.

Es inadmisible que por evasión se deje de percibir ¢650.000 millones, más que lo que se obtendrá en la reforma fiscal recién aprobada, teniendo el país una situación fiscal grave, y ni que decir del desbordante endeudamiento en el que nos encontramos, razón que hace brotar reproches por la ineficacia evidenciada y el daño ocasionado a la población más vulnerable del país como es la niñez costarricense.





NOTAS ANTERIORES