Logo La República

Domingo, 25 de agosto de 2019



NACIONALES


Hacienda plantea elevar tributos a un 18%

Wilmer Murillo [email protected] | Lunes 15 junio, 2009



Carga en impuestos debe aumentarse en $800 millones, aduce Guillermo Zúñiga
Hacienda plantea elevar tributos a un 18%
La campaña electoral debe ser la vitrina para analizar la reforma tributaria, señaló

Una amplia discusión sobre alcances de una reforma tributaria integral propone Guillermo Zúñiga, ministro de Hacienda.
Costa Rica debe disponer de una carga tributaria más alta, construir una reforma impositiva modernizante, progresiva y simplificadora a juicio del funcionario.
“El periodo electoral que se avecina debe ser el momento propicio para esta discusión de fondo. Debe ser la campaña electoral la vitrina de un gran debate de los grandes problemas nacionales y la reforma impositiva es uno de los que están pendientes”, adujo.
Quienes se proponen para ser escogidos, regir y gobernar deben explicar si los impuestos se requieren o no, y justificarlo adecuadamente.
“Yo estoy convencido de que la carga tributaria debe ser más elevada si queremos ser un país desarrollado, con moderna infraestructura, escuelas y profesores bien pagados, y atender los problemas sociales”, dijo
Zúñiga.
Tal como se ha planteado se busca el traslado de un 4,5% del Producto Interno Bruto (PIB) de toda la economía al Ministerio de Hacienda.
Lo anterior implica levantar la carga tributaria desde el actual 13,5% a un 18%, equivalente a unos $800 millones.
Pero pagar impuestos es doloroso por lo cual en primer lugar se requiere hacerle la vida fácil al contribuyente. Una reforma tributaria moderna también se impone porque el país ha cambiado radicalmente su estructura. Y debe ser progresiva, porque ello recoge una aspiración costarricense, de que paguen menos los que menos tienen, añadió.
De la reforma tributaria, el Ministerio de Hacienda tiene su propia propuesta. En primer lugar figura la transformación del impuesto sobre las Ventas en un Impuesto al Valor Agregado (IVA).
Conforme lo han planteado algunos expertos, Costa Rica tiene hoy un híbrido entre ambos. Con este sistema, que grava cada etapa de la producción de un bien o servicio se crea un impuesto de base amplia sobre todas las ventas internas. Permite a las empresas recibir un crédito o un reembolso por los impuestos cobrados sobre los insumos, a fin de velar por que el impuesto grave únicamente el consumo final.
El IVA grava cada una de las etapas del proceso productivo y en cada momento reconoce lo que el anterior ha pagado, de modo que el consumidor final solo cancela el valor agregado de un producto. “Esto le da un mecanismo de control mayor a la administración tributaria y garantiza que los participantes de los distintos procesos productivos no acumulen impuestos, con buen resultado además, para la competitividad nacional”, dijo.
En Renta la propuesta de Hacienda es el modelo dual a la uruguaya, que consiste en una combinación de impuestos flat y de progresividad.
El flat tax, desde el punto de vista teórico, fue planteado por economistas estadounidenses y parte de una vieja teoría que viene desde el siglo XIX.

Wilmer Murillo
[email protected]