Enviar

Nuevos actores entran al mercado de seguros con una diversidad de productos que la población deberá primero conocer bien, para luego comenzar a escoger

Habrá novedades en la oferta de seguros

La apertura del mercado de seguros en el país, con la consiguiente entrada de los nuevos competidores, cambia el panorama en Costa Rica en esta materia.
Se espera, entonces, que haya también un cambio en la cultura del costarricense en lo que a seguros se refiere.
Es importante en ese sentido tener claro en qué consistirá ese cambio de cultura y qué elementos serán necesarios para que, con el tiempo, se produzca.
Históricamente, la población nacional estuvo habituada a elegir entre los diferentes productos que le ofrecía el Instituto Nacional de Seguros (INS), empresa costarricense que mantuvo el monopolio del mercado por más de 80 años y cuenta hoy con 156 pólizas, de las cuales 95 corresponden a la categoría de seguros generales.
A raíz de la apertura, nuevos actores entran al mercado con una diversidad de productos que la población deberá primero conocer bien, para luego comenzar a escoger en este abanico más amplio de ofertas.
Se necesitará una fuerte labor de difusión e información para que la gente identifique los productos que mejor llenan sus necesidades. Será una labor que arroje resultados a mediano y largo plazo en un mercado con gran potencial pero desconocedor aún de algunas ofertas que le resultarán novedosas.
Este proceso es el que llevará al surgimiento de una nueva cultura donde el costarricense aprenda a encontrar y optar por pólizas que atienden requerimientos específicos como seguros de vida, de salud o accidentes, tanto colectivos como individuales. Tendrá oportunidad de tomar otros para gastos médicos y planes dentales, contra todo riesgo, todo riesgo de construcción y responsabilidad civil, por ejemplo.
Habrá una fuerte competencia probablemente, entre el INS, que prevé hacer esfuerzos en el área de vida e inscribiendo productos nuevos, y sus competidores que llegan dispuestos a irse apropiando poco a poco de porciones cada vez mayores del apetitoso pastel.
Todo deberá resultar en un mayor beneficio para la población, que tendrá así múltiples opciones entre las cuales moverse hasta encontrar la que mejor satisfaga sus aspiraciones y aumente su calidad de vida.


Ver comentarios