Enviar
Aspirante rojiblanco vio como única rival a Laura Chinchilla
Guevara enfrentó con tranquilidad su tercera candidatura
Tras una noche en vela, candidato libertario repartió su tiempo entre los medios de comunicación

El candidato del Movimiento Libertario, Otto Guevara, invirtió todas sus baterías en visitar los diferentes medios de comunicación sin dejar el Valle Central.
Su agenda se desarrolló en San José, dejando completamente de lado las otras provincias, ya que para él la capital era uno de los sectores más divididos, por lo que debía brindarle atención especial.
“He tenido informes de una afluencia masiva de votantes, mucha gente se ha apuntado. De Heredia, Alajuela, Limón y Guanacaste tengo excelente información; es un poco más complicado en San José donde hay una disputa interna más fuerte”, expresó.
Además, para Guevara los medios de comunicación eran una manera efectiva de hacer un llamado a los electores que aún estaban indecisos, para tratar de eliminar el abstencionismo.
“Carrereando en un medio de comunicación y otro. Tratando de hacer ese llamado último para que fortalezcamos nuestro régimen democrático, no dejemos que otros escojan por usted”, fueron las palabras de Guevara a eso de las 11 a.m. cuando estuvo en la radioemisora Columbia.
El candidato del Movimiento Libertario (ML) confesó que no pudo conciliar el sueño la noche anterior. Aun así, durante el domingo sus palabras siempre estuvieron cargadas de triunfalismo y de una completa seguridad de que sería su partido el que mandaría por los siguientes cuatro años en el país, sin necesidad de una segunda ronda electoral y asegurando que ellos son ahora la segunda fuerza del país.
“Esto se va en la primera, vamos a ganar la primera ronda, pretendo ser el “Presidente del pueblo”. El momento del PAC (Partido Acción Ciudadana) pasó hace cuatro años, nosotros tenemos un respaldo más uniforme en todas las provincias y por eso ahora somos la segunda fuerza del país”, manifestó.
Desde la mañana, cuando llegó a ejercer su voto al ser casi las 9 a.m. en el colegio Julio Fonseca Gutiérrez, donde fue vitoreado por muchos niños y niñas que le siguieron, dejó claro que su única rival para llegar a la Presidencia era la liberacionista Laura Chinchilla.
“Cuando usted esté en el secreto de la urna, completamente solo y vea ahí a Laura Chinchilla y la bandera de PLN y la de Otto Guevara y el ML, piense un segundo cuál de los dos le va a dar más seguridad y nosotros estamos completamente preparados para eso”, dijo.
El rojiblanco, quien siempre estuvo acompañado por sus hijos y su novia, Deborah Formal, se refugió al final del día en el hotel San José Palacio, donde junto con los miembros de su partido esperó los resultados de las elecciones.

Ver comentarios