Logo La República

Viernes, 23 de febrero de 2024



COLUMNISTAS


Guerras, elecciones y signos internacionales en el año 2024

Óscar Álvarez Araya oalvarezcocr@gmail.com | Jueves 04 enero, 2024


Guerras y elecciones:

El año 2024 comienza con varios signos internacionales que me permito resumir a ultranza.

La guerra de Rusia con Ucrania se acerca a su segundo aniversario en febrero, mientras que la guerra de Israel y Hamas se aproxima a su tercer mes en enero. Ya el mandatario Vladimir Putin anunció que está listo para aguantar hasta cinco años en su “operación militar” en Ucrania. Y el primer ministro Benjamín Netanyahu proclamó un conflicto largo en Gaza.

Por su parte, durante 2024 los analistas podrían ponerle más atención a la nueva guerra que está desarrollando Irán por medio de sus “proxys” en Yemén, Líbano, Gaza y Siria, entre otros lugares. Así también existe un moderado potencial de conflicto militar en el Estrecho de Taiwán dependiendo del resultado de las elecciones presidenciales de Taiwán el próximo 13 de enero.

Las noticias sobre las guerras en Ucrania, en Gaza y otras partes se alternarán con las noticias sobre las elecciones en Estados Unidos, México, India, Rusia, Reino Unido, Parlamento Europeo, Taiwán, Indonesia, El Salvador, Panamá, República Dominicana, Uruguay, Bangladés, Bután, entre muchos otros.

El año 2024 será un año de elecciones para todos los gustos. La mitad del planeta va a elecciones. Aunque desde luego elecciones no siempre significa elecciones libres y mucho menos significa democracia. Hay que estar atentos a cada caso.

Con dos guerras desatadas y la mitad del planeta en elecciones el nivel de incertidumbre económico y financiera es muy alto para 2024.

Si nos guiamos por las cifras que proporciona el Fondo Monetario (FMI) Internacional el pronóstico de crecimiento de la economía mundial será de 2,9% en 2024. Así también la tasa global de desempleo se ubicará en un 4,1% para el mismo periodo. Por su parte la tasa de inflación global media rondaría el 5,8 %.

Si nos guiamos por las cifras de la CEPAL la tasa de crecimiento de la economía en América Latina será de un modesto 1,9%, mientras que la tasa de desempleo oscilará entre 6,5 y 6,8 % en el mismo año. Por su parte la tasa de inflación rondará el 3,2% en el año 2024.


Elecciones en Taiwán y en Estados Unidos

Bajo la mirada atenta de China y de los Estados Unidos el 13 de enero se realizarán las elecciones presidenciales y legislativas en Taiwán. Una contienda crucial que influirá en la política de Asia y en la relación entre las dos principales potencias: Estados Unidos y China. La prioridad número uno de Beijing es evitar que el partido Democrático Progresista continúe en el gobierno. En su mensaje de año nuevo del 31 de diciembre el mandatario chino Xi Jin-Ping describió las elecciones del 13 de enero en Taiwán “como una elección entre la guerra y la paz”. Le respondió Tsai Ing-wen el 1 de enero: “Las relaciones de Taiwán con China deben de decidirse por la voluntad del pueblo”. Según China William Lai, actual vice-presidente y candidato presidencial del partido Democrático Progresista “es un instigador de una guerra potencialmente peligrosa en el Estrecho de Taiwán”.

Durante todo el año 2024 veremos la campaña electoral estadounidense que desembocará en las elecciones presidenciales y generales del 04 de noviembre. Allí se definirá si el gobierno de la primera potencia mundial continuará con el signo del partido Demócrata o si cambiará hacia un signo del partido republicano. Aunque las elecciones primarias apenas comienzan y los nombres de Joe Biden y Donald Trump no está oficializados todo apunta a considerar que los candidatos de las elecciones de 2024 serán los mismos que la elección de 2020. Del resultado de esta elección depende en mucho la realidad internacional que tendremos a partir de enero de 2025. La evolución de los acontecimientos militares en Ucrania y Gaza pueden influir en los resultados electorales de noviembre. También el tema de las migraciones en la frontera con México, además por supuesto del estado de la economía.


BRICS, Asia Pacífico y Cumbres clave

Desde el primero de enero de 2024 los BRICS tienen nuevos miembros: Irán, Egipto, Etiopía, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita. La Argentina de Javier Milei declinó la invitación a formar parte del grupo. Según la canciller Diana Mondino: “La alianza internacional de Argentina es con las democracias liberales”. El club de los BRICS crece en número y también en diversidad. Es notable por ejemplo la diferencia entre dos de sus miembros: India y China.

A la altura de enero de 2024 ya nadie duda que se ha producido un desplazamiento del eje de la economía mundial desde el océano Atlántico hacia el Océano Pacífico, Asia y Asia ampliada. El siglo XXI sigue siendo el siglo del Asia-Pacífico.

Desde hace un buen rato se observan procesos de nueva globalización o pos-globalización que incluyen tendencias a la relocalización, nearshoring, friendshoring y más recientemente Ley Chips en los Estados Unidos. También se consolidan regionalismos económicos: APEC, CPTPP, ASEAN, RCEP etc.

Estados Unidos conjuntamente con el G7 están metidos de lleno en las nuevas tendencias hacia el Asia-Pacífico. Es miembro pleno y líder del Marco Económico del Indo-Paçífico y anima numerosas alianzas en la región tales como el Quad, AUKUS y OTANPlus. Ya la primera prioridad geopolítica, económica y estratégica de los Estados Unidos es el Asia-Pacífico.

La relación entre Estados Unidos y China es a veces de adversarios, a veces de aliados y a veces de competidores. Cada vez más de adversarios. En eso hay consenso bipartidista entre los demócratas y los republicanos.

La iniciativa insignia de la República Popular China desde 2013 seguirá siendo durante 2024 la Iniciativa de la Franja y la Ruta, que es su estrategia para el desarrollo y la cooperación internacional. Además de su rol de liderazgo de los BRICS.

Algunas de las Cumbres clave para el 2024 serán las siguientes:

FMI y Banco Mundial (octubre), Organización Mundial del Comercio (Febrero) G20 (noviembre), G7 (junio), BRICS (octubre), OTAN (octubre) y ONU (setiembre-octubre).


América Latina

En cuanto a la América Latina me permito destacar para el año 2024 las elecciones presidenciales del 02 de junio en México, en las que probablemente una mujer será electa como la primera presidente del país.

Así también las eventuales elecciones en Venezuela (aún sin fecha) y sin claridad sobre las reglas y posibles candidaturas. Aún no se define si se aceptará la participación de María Corina Machado, la principal líder de la oposición. Probablemente habrá votaciones y no elecciones.

Será importante observar la evolución del programa de ajuste fiscal, devaluación, desregulación de la economía y achicamiento del estado del nuevo gobierno del libertario Javier Milei en Argentina. En la América del Sur para el 2024 se vislumbra una rivalidad entre el Brasil BRICS de Lula Da Silva y la Argentina anti-BRICS de Javier Milei.

También es previsible algún tipo de noticia sobre el diferendo entre Venezuela y Guyana en relación con el Esequibo, un tema que por cierto ya está y debería dirimirse en la Corte Internacional de Justicia.

En nuestro vecindario más cercano Guatemala arranca el 2024 con la expectativa de la toma de posesión del presidente electo Bernardo Arévalo el 14 de enero próximo. Por su parte para el 04 de febrero están programadas las re- elecciones presidenciales en El Salvador y para el 05 de mayo las elecciones generales en Panamá. Así también en República Dominicana las elecciones están programadas para el 19 de mayo.

En la Nicaragua de Daniel Ortega y Rosario Murillo el año nuevo vino cargado de encarcelamientos de sacerdotes y obispos de la Iglesia Católica.

Estaremos atentos para observar, analizar y comentar los signos internacionales del año 2024 que apenas comienza.

NOTAS ANTERIORES


A propósito de los cantones

Miércoles 21 febrero, 2024

Con crear cantones pequeños, o muy pequeñitos, no se favorece la estabilidad política nacional ni la gobernanza o gobernabilidad.

El dólar y el endeudamiento

Miércoles 21 febrero, 2024

El gobierno de Costa Rica recibe sus ingresos en colones; también paga sus obligaciones en esa moneda.







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.