Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



NACIONALES


Grupo opuesto a Blear impulsa nuevo sindicato

Danny Canales [email protected] | Martes 10 mayo, 2011



Grupo opuesto a Blear impulsa nuevo sindicato

Los puertos de Moín y Limón tendrían dos grupos sindicales en el corto plazo, de prosperar una iniciativa que persigue crear un gremio opuesto al liderado por Ronaldo Blear, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap).
El nuevo movimiento es impulsado por los líderes del autodenominado “Grupo mediador”, el cual surgió hace un par de años para tratar de convencer a los trabajadores portuarios de que aceptaran la millonaria indemnización ofrecida por el Gobierno a cambio de dar a la empresa privada toda la operación portuaria.
La fecha en que se conformará la nueva asociación es uno de los secretos mejor guardados por los disidentes de Sintrajap.
“No queremos alertar al enemigo”, comentó Carlos Pemberton, uno de los promotores del movimiento a favor de la indemnización de los trabajadores.
“No tiene ninguna representatividad (el grupo adverso)”, responde Blear, quien justifica que el artículo uno de la convención colectiva de Japdeva deja claro que Sintrajap es el representante de los trabajadores de los puertos de Limón.
Sin embargo, en lo que sí coinciden ambos líderes es en que algunos muelleros han dimitido de Sintrajap, solo que Blear afirma que son menos de 30 y Pemberton asegura que ya son más de 120.
Quienes se han marchado son principalmente los que han estado detrás del Grupo mediador, sin embargo hay otros afiliados, como los que integraron la papeleta que enfrentó a Blear en la elección sindical, que valoran hacerlo, según supo LA REPUBLICA de una fuente cercana.
La consigna de los líderes del movimiento en formación es tratar de reunir la mayor cantidad de afiliados posible hasta llegar a tener la mitad más uno de los trabajadores adscritos en el sindicato.
De lograrlo, asegura Pemberton, el nuevo grupo asumiría la representatividad de los trabajadores y entonces reviviría la negociación con el Gobierno para que se indemnice a los trabajadores y se concesionen los muelles.
Este nuevo movimiento teme que con la entrada en funciones de la Terminal de Contenedores de Moín, por ahí de 2016, Japdeva sufra una crisis financiera que obligue a despedir a cientos de trabajadores y cree una fuerte crisis.
Es por ello que tratará de convencer una vez más a los trabajadores a que acepten la indemnización y así se aseguren un mejor futuro económico. En el pasado el Gobierno había ofrecido un botín de $137 millones para distribuir entre los trabajadores.
Pero el plan que traza la oposición a Blear es vista como demasiado ambiciosa, incluso para las propias autoridades de Japdeva, quienes han promovido a muerte la concesión de los muelles actuales.
El movimiento afín a Blear demostró estar muy fuerte en la última asamblea sindical, afirmó Allan Hidalgo, presidente ejecutivo de Japdeva.

Danny Canales
[email protected]