Grupo Consenso: “Infraestructura no es prioridad para Gobierno”
“El avance en obras prioritarias ha sido muy escaso”, dijo Jorge Arturo González, presidente de la Cámara Costarricense de la Construcción. Gerson Vargas/La República
Enviar

201605292124490.rec-6.gif
La infraestructura no es prioridad para el Gobierno, aseveran los representantes del grupo Consenso, quienes ven poco avance en los proyectos vitales al llegar a la mitad de la administración Solís Rivera.
La molestia de los expertos se debe a que hace más de cuatro años se estableció una hoja de ruta y sin embargo no hay avances significativos.
De hecho, ninguno de los planes ubicados en el “top ten” se ha concretado, señalan representantes del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA), la Cámara de la Construcción, la Uccaep y Lanamme UCR, que integran el Grupo Consenso, entre otras organizaciones.
“Es demasiado poco lo logrado en cuatro años para un país que tiene una hoja de ruta clara en infraestructura. Este rezago se debe a que la infraestructura no ha sido un tema prioritario de ninguno de los dos últimos gobiernos, a pesar de ser un tema fundamental en la agenda nacional”, dijo Olman Vargas, director ejecutivo del CFIA.
Entre los proyectos que no han avanzado como se esperaba, se encuentran la nueva carretera entre San José-San Ramón, que solo cuenta con un fideicomiso para su construcción que debe ser revisado por la Contraloría, además del nulo avance en el proyecto de Circunvalación Norte, que está frenado por el traslado de un puñado de familias del Triángulo de Solidaridad, así como por expropiaciones pendientes.

Por otra parte, la ampliación y mejora de la ruta 32 no se empezará a construir hasta enero, a pesar de que el contrato de préstamo se firmó en octubre de 2013 y no será hasta 2019, si no hay ningún nuevo atraso, que los usuarios disfruten de esta renovada obra de infraestructura.
Otros proyectos con un “evidente atraso” son las rutas Barranca-Limonal, en las puntas norte y sur de Sifón-La Abundancia, la ampliación de Santa Ana-Belén y toda la Interamericana Sur.
Los planes que sí han avanzado como podría ser la ruta entre Barranca y Cañas, se debe a que ya estaba avanzada cuando este gobierno inició su trabajo en mayo de 2014.
Para darle a la infraestructura el lugar que se merece en la economía nacional, los expertos exigen en primera instancia, una mayor voluntad política, una acertada planificación de los recursos que se obtienen por préstamos y el desarrollo de alianzas con el sector privado.
“Se requiere un cambio profundo en la forma de gestionar obras. Lamentablemente hay una especie de desprecio por el tiempo y también por los recursos invertidos, que hoy nos cobra la factura como país”, dijo Jorge Arturo González, presidente de la Cámara Costarricense de la Construcción.
Mientras tanto, el Gobierno niega que haya falta de voluntad política, además de que en cuatro años no se puede variar el estatus de la infraestructura vial.
“El cronograma no depende del Gobierno sino de situaciones que pueden producir variaciones, como por ejemplo completar expropiaciones, reubicación de servicios públicos, implementación de planes de reasentamiento involuntario, procesos de contratación tanto del diseño y las obras como el apoyo a la inspección”, aseveró Carlos Villalta, ministro de Obras Públicas y Transportes.

 



Ver comentarios