Grupo de ciudadanos busca conservar el patrimonio arquitectónico nacional
En Costa Rica se han perdido muchas casas con valor histórico y cultural. Esteban Monge/ La República
Enviar

En Costa Rica se ha demolido un número importante de casas y otras edificaciones de un gran valor cultural e histórico. Como respuesta, un grupo de ciudadanos se organizó para proteger el patrimonio arquitectónico nacional y educar a la población sobre la importancia de este.

Se trata de Amantes de las Casas Antiguas CR, una organización sin fines de lucro compuesta por voluntarios, que ya superó los 17 mil miembros en su grupo de Facebook.

En este grupo, las personas se informan sobre casas antiguas que están en riesgo, al igual que comparten fotos e historia de distintas edificaciones históricas de Costa Rica.

A Max Espinoza, quien trabaja como ingeniero del Instituto Costarricense de Electricidad, le surgió la inquietud sobre este tema cuando la casa de su abuelo fue demolida en San Rafael de Heredia, lugar donde su familiar era un importante personaje.

En ese momento comenzó a tomar fotos de casas viejas y las publicaba en Facebook. Ahí conoció a otras personas interesadas en el tema y se formó un grupo con otros tres aficionados de las casas: Ana Isabel Herrera, Carlos Alcázar y Mauricio Blanco.

La agrupación empezó a buscar formas de educar a las personas, por lo que estuvo haciendo tours en diversas zonas de San José y Heredia donde abundan estas casas antiguas.

Actualmente, la organización está enfocada en la protección del antiguo edificio del PANI en Heredia, la Casa Echandi (padre del expresidente) en el estero de Puntarenas, y las casas Aguilar Bolandi (oligarca cafetalero), Tinoco (hermano del golpista) y Otilio Ulate (expresidente) en barrio Amón.

El edificio del PANI data de la década de 1940 y se encuentra en proceso de demolición después de estar en abandono por muchos años, por lo cual el grupo fue a dar su solicitud de valoración al Centro de Conservación del Patrimonio Cultural con 1.200 firmas de otros voluntarios.

Espinoza confiesa que cuando ya un edificio está en proceso de demolición, es poco lo que se puede hacer al respecto. Sin embargo, Amantes de la Casas Antiguas CR no se queda de brazos cruzados y lucha por la conservación.

La organización lamenta la reciente demolición de las casas del Dr. Calderón Muñoz en barrio Otoya (padre y abuelo de los expresidentes Calderón) y la del cafetalero Julio Sánchez (abuelo del expresidente Óscar Arias) en Heredia.

“Se han demolido muchas casas que perfectamente pudieron convertirse en museos”, expresó Espinoza.

El Centro de Conservación del Patrimonio Cultural no se ha manifestado ni mostrado oposición a estas demoliciones, de acuerdo con la organización de voluntarios.

“Estamos en un proceso antipatrimonio. Uno tiene que andar diciendo cuándo van a botar algo importante, cuando son ellos los responsables”, detalló Espinoza.

provechando el reciente cambio de gobierno, Amantes de las Casas Antiguas CR remitió una carta a Casa Presidencial en la cual señala esta problemática y la necesidad de soluciones.


Detalles


Organización: Amantes de Casas Antiguas CR

Meta: Informar, educar y promover la protección del patrimonio arquitectónico de Costa Rica

Fundadores: Max Espinoza, Ana Isabel Herrera, Carlos Alcázar y Mauricio Blanco

Grupo de Facebook: Amantes de Casas Antiguas CR




Ver comentarios