Enviar
Mañana se iniciarán las obras para remover sedimento del fondo del mar
Puerto de Caldera recuperará profundidad original


Danny Canales
[email protected]

Los usuarios del puerto de Caldera deberán rezarle a la Virgen del Rocío.
Un buque con ese nombre que atracó ayer temprano traerá buenas nuevas a los empresarios que emplean ese puerto.
Ese barco será el encargado del dragado del puerto; es decir, de devolverle la profundidad original con que se concibieron los puestos de atraque: 11 metros en el puesto de atraque uno, 10,3 metros en el puesto dos y 7,5 metros en el último.
El muelle de Caldera tiene nueve años y seis meses de que no se le remueve material del fondo, lo que provocó que el sedimento le restara más de cinco metros de calado. Además redujo en 120 metros la longitud del puesto de atraque uno.
Para los empresarios eso sign
ifica pérdidas, debido a que no pueden traer su carga en un solo buque ya que de hacerlo se corre el riesgo de que se quede pegado por el peso.
En cambio la poca hondura en el muelle los obliga a contratar varios barcos para trasegar la carga, lo que encarece los fletes, pues una nave aunque venga medio vacía cobra el viaje completo.
Ese problema lo eliminará el Virgen del Rocío. El barco de la Sociedad Portuaria Regional de Barranquilla eliminará unos 770 mil metros cúbicos de sedimento en los próximos cuatro meses.
Los trabajos arrancarán mañana. La función del buque será remover material del fondo del mar en los alrededores de los puestos de atraque y el rompeolas e ir a depositarlo a 5 km mar adentro.
La obra costará $5 millones, pero aunque asegura que no se ha estimado aún, Julio Ospina, gerente de la Sociedad Portuaria de
Caldera, dijo que el beneficio que generará esa inversión será mayor.
Los importadores y exportadores
respaldan la posición de Ospina. Rafael Carrillo, gerente financiero de Molinos de Costa Rica, explicó que el dragado permitirá agilizar la operación del puerto, lo cual se traduce en mejores costos de producción.
El puerto de Caldera es por donde ingresa casi la totalidad de arroz, maíz, frijoles, trigo y otros granos básicos que consume el país y por donde sale gran parte de la fruta que se le vende al mundo.
A pesar de su importancia, la tarea de dragado se había abandonado por casi diez años.
El atraso responde a que las autoridades estatales relacionadas con el puerto habían pospuesto los trabajos para dejarle esa tarea a la empresa que asumiera la operación del puerto.
Lo que no previeron los funcionarios es que los trámites burocráticos demorarían la concesión por cinco años y que apelaciones ante la Sala Constitucional alargarían el proceso dos años adicionales.
Ver comentarios