Green Building Technologies apostará por sector residencial
“Es fácil comprar un tubo led, un sensor o un panel solar. Definir una estrategia alrededor del recurso energético y encontrar un socio dispuesto a garantizar el 100% de los resultados es la diferencia con nuestra empresa”, dijo Mauricio Rojas, gerente general de GBT. Esteban Monge/La República
Enviar

201603272152530.rec.jpg
Desarrollar soluciones para el sector residencial, así como regionalizar sus operaciones es la apuesta de la empresa Green Building Technologies (GBT) para 2016.
La empresa aplica tecnología para diseñar, instalar y financiar proyectos de eficiencia energética.
Más allá de la venta de un producto en particular, su énfasis radica en la gestión del recurso energético.
En cuanto a su operación para los hogares, les permitirá ofrecer la base de su negocio a un sector más interesado en reducir su consumo de energía.
“El costarricense por lo general acepta muy bien las energías renovables, y con los cambios en las regulaciones, sin duda este será un sector muy dinámico”, dijo Mauricio Rojas, gerente general de GBT.
Otro de sus objetivos es llevar sus operaciones a Colombia y Panamá.
GBT es una subsidiaria de Grupo Capris que tiene presencia en Panamá, Colombia y El Salvador, por lo que facilitaría la operación en esos países.
A la fecha ha desarrollado proyectos para más de 600 empresas en diferentes sectores de la industria, como aeropuertos, universidades, plantas de manufactura, entidades del Estado, hoteles y otros.
En algunos casos, lo que inicia como un sencillo proyecto de medición de la calidad de energía, termina por convertirse en la instalación de una planta solar de gran escala, ambos alineados con las metas de eficiencia energética de cada empresa, añadió Rojas.
La mayoría de los proyectos con los que GBT trabaja tienen diez años de garantía, periodo en que el ahorro permite recuperar hasta cinco veces la inversión.
“Con casi todas las tecnologías podemos crear esquemas en los que el ahorro que la misma solución produce paga por el proyecto y como el ahorro es algo que garantizamos por escrito, nuestro cliente realmente no tiene riesgo alguno”, agregó Rojas.
La meta con cualquier proyecto es al menos producir un ahorro superior al 50%; sin embargo, con el desarrollo de plataformas para edificios inteligentes y uso de dispositivos de control, se han conseguido reducciones energéticas de hasta el 80%.

 



Ver comentarios