Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



NACIONALES


Grandes consumidores piden evitar aumento eléctrico

Redacción La República [email protected] | Jueves 23 octubre, 2008



Industriales consideran que sector no debe “financiar doblemente” al ICE
Grandes consumidores piden evitar aumento eléctrico

Señalan al gobierno por “mala planificación que deberán pagar todos los costarricenses”

Ernesto José Villalobos
[email protected]

No aumentar las tarifas eléctricas a cambio de que se le gire al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) el impuesto único a los combustibles pagado en lo que va del año, es la propuesta que lanzaron ayer los grandes consumidores de electricidad.
La institución estatal solicitó a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), un 15% de aumento en sus tarifas, por concepto de incrementos en el precio de los combustibles que utilizará para generar la energía durante los meses secos.
La propuesta de no efectuar el incremento surgió de la Asociación Costarricense de Grandes Consumidores de Energía (Acograce), para quienes el costo de la generación térmica está gravado doblemente debido al impuesto de ventas de la electricidad y al pago del impuesto único que pesa sobre los combustibles utilizados en la generación térmica.
Por lo anterior, aducen que más del 20% del costo de la electricidad obtenida a partir de combustibles para el consumidor final, lo integran los impuestos que recibe el Gobierno central.
En lo que va del año, el fisco ha cobrado una suma cercana a los ¢17 mil millones por concepto del impuesto único a los combustibles.
“La idea es que lo que el gobierno ha percibido por concepto de pago del impuesto único a los combustibles hasta la fecha, le sea girado al ICE para que financie la compra del búnker o diésel que empleará en la generación durante los meses secos”, explicó Carlos Aragón, director Ejecutivo de Acograce.
Los proponentes consideraron que la eventual aprobación del aumento en la tarifa por parte de la Aresep, generará una mayor presión inflacionaria que afectará no solo a los grandes consumidores de electricidad sino también a las pequeñas y medianas empresas de Costa Rica.
“Se debe tomar en cuenta que buena parte de los costos de la generación térmica actual y de los próximos tres años, obedece principalmente a situaciones de emergencia nacional derivadas del atraso en proyectos claves para el país y la imposibilidad de otorgar nuevas concesiones de agua para la generación privada”, puntualizó Aragón.
La ley que fijó el cobro del impuesto único sobre los combustibles destina una buena parte de esos recursos a la conservación de la red vial, la cual no tiene ninguna relación directa con la generación de electricidad.
Por otra parte el sector empresarial considera que los apagones que anunció el ICE para el próximo verano, se deben a una mala planificación de la entidad.
El sector privado cuestionó además por qué la entidad ha apostado por la generación a base de combustible, cuando es conocido que la producción de energía a base de recursos renovables es más barata y menos contaminante.
“El ICE es el responsable de que para el próximo verano tengamos apagones por las debilidades que evidencia el sistema de generación eléctrica, sin que hasta el momento se hayan tomado medidas de mediano y largo plazo que le den soporte”, señaló Manuel Rodríguez, presidente de la Unión de Cámaras.
El conglomerado considera que el Instituto debería dar a conocer los estudios técnicos que respaldan las medidas anunciadas, pues las presiones producto de los altos costos del petróleo ya no existen.