Logo La República

Viernes, 23 de abril de 2021



NOTA DE TANO


Grandes ajustes que urgen en la Tricolor

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 30 marzo, 2021

Johan Venegas tiene que sentirse cómodo con Felicio

Quiero atreverme a hacer una comparación entre la Selección Nacional que empató 0-0 con Bosnia y el Alajuelense.

El propósito es analizar cómo pesa en un equipo la presencia de jugadores como Alex López y Marcel Hernández. Si este par de extranjeros fueran costarricenses y podría alinearlos Rónald González en la Tricolor, otro gallo cantaría.

Separemos por ahora al portero y la línea de cuatro en defensa. Leonel Moreira es el portero manudo y Fuller, Waston, Calvo y Oviedo no permitieron goles en el fogueo.

Rónald González formó una línea de cuatro en cintura con dos jugadores del Alajuelense: Bryan Ruiz y Barlon Sequeira y atacó con un binomio donde está el manudo Johan Venegas.

¿Quiénes faltan del Alajuelense?

Lea más: Ronald González es el técnico de la Sele con peor rendimiento en 20 años

Alex López y Alonso Martínez en la cintura y Marcel Hernández en el ataque.

¿Quiénes los “sustituyeron” en la Selección?

Yeltsin Tejeda y Joel Campbell en la cintura y Felicio Brown en el ataque.

Con respeto para la trayectoria de Alonso Martínez que apenas arranca, su “sustituto” en la Tricolor, Campbell es un futbolista de muchísimo mayor nivel. Es más, ante los bosnios, de nuevo Joel fue la mejor figura nacional.

¿Dónde entonces se presenta el desbalance, para que la Selección se vaya en blanco en tantos partidos y todo lo contrario, la Liga cuesta mucho que se quede en cero?

La respuesta la dan los aportes de López y Hernández.

Como generador de fútbol ofensivo, el hondureño supera con creces a Tejeda, un mediocampista central más de marca que de creación. Y cito un ejemplo. Ante Bosnia, Yeltsin ejecutó un servicio largo magistral, exacto, que rompió la barrera defensiva y puso a Felicio con ventaja en el área enemiga. El 9 tico la pasó a Joel, que sacó un látigo, devuelto por el pecho de un defensor bosnio. Esta acción tan inusual en Tejeda, es moneda corriente en el López del Alajuelense. Ventaja para el León, desventaja para la Tricolor.

Lea más: Rónald González: “Tuvimos un año difícil, con poco tiempo en cancha”

Y en ataque, a pesar de que Felicio jugó su mejor partido bajo el mando de Rónald, se nota a la legua que Johan Venegas, a su lado, no juega ni se mueve con la misma soltura y comodidad que lo hace como socio de Marcel. El cubano sabe explotarlo.

Entonces, el desafío para el cuerpo técnico de la Selección, es trabajar y trabajar en los ajustes tácticos que urgen y requieren, para que los jugadores del Alajuelense se acoplen con sus nuevos compañeros y pueden jugar con la misma soltura con que lo hacen en su equipo.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES








© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.