Enviar
Grabado a la vista

Muestra analiza los horizontes de la técnica en 35 piezas de pequeño y mediano formato

Carolina Barrantes
[email protected]

Bellos y frondosos grabados que muestran volcanes y una exuberante vegetación, así como la vida marina, el tema de los migrantes y el de género, exaltan algunos de los pasillos del Costa Rica Country Club desde ayer.
El recinto inauguró la exposición colectiva “Inter-versiones”, la cual presenta las diferentes expresiones que tiene la técnica del grabado como agua fuerte, monotipia, colografías, xilografías, punta seca y mixta.
La colección está compuesta por 35 piezas de pequeño y mediano formato, que fueron elaboradas por artistas nacionales consolidados y que forman parte del Taller Bastidor Solitario.
Así, entre los trabajos destaca “Y para siempre”, de Karen Clachar, en la que la costarricense profundiza sobre la temática de género, y parte de una matriz intervenida con diferentes materiales sobre el cartón.
Otra de las obras es una sin título de Rodolfo Stanley, en la que utiliza la técnica de la monotipia para traducir su pintura al papel. En este caso la técnica es “una de una”, es decir no tiene una matriz para que pueda reproducirse más de una vez como en el metal.
Por último, sobresale la “Serie Mujeres 6” de Lorena Villalobos, quien ha venido incursionando en nuevas técnicas dentro de la colografía, y que de igual forma analiza el tema de género.
La idea de la muestra es que el público conozca las diferentes expresiones que tiene la técnica del grabado, así como la amplitud de horizontes que ofrece para tratar todo tipo de temáticas, según explicó Clachar.
Otros de los artistas que participan en la muestra son Adrián Gómez, Emilia Cersócimo, Ileana Moya, Jorge Crespo y María Teresa Pérez, estos dos últimos fundadores del taller Bastidor Solitario.
“Inter-versiones” estará abierta al público hasta el 30 de este mes, de lunes a viernes, de 9 a.m. a 5 p.m.








Ver comentarios