Goles a la red… social
Pablo Gabas, 75 mil “Likes ” en Facebook. Marvin Angulo 63 mil. Imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Durante los últimos años, más allá del duelo en el campo y en las tribunas, los partidos del fútbol nacional se juegan en escenarios digitales y el campeón hasta el momento es el Deportivo Saprissa.

Los morados tienen mayor presencia de adeptos en redes sociales que cualquier otro equipo del país y en Facebook tienen más seguidores que cualquier club de Centroamérica, superando los 918 mil “Me gusta”.

Le persigue Liga Deportiva Alajuelense, que toma la segunda posición en “Likes” en Facebook, y seguidores en Twitter, unos escalones por debajo.

Estos dos conjuntos sacan chispas en redes sociales y son los únicos que pelean esta guerra cibernética en solitario. El resto de equipos de Primera División se encuentra muy por debajo de las cifras de ambos clubes.

En ocasiones son más brutales las peleas en las plataformas digitales que en la cancha y los Community Managers aprovechan previas de Clásicos o el resultado después del partido para realizar una publicación. También aprovechan fechas históricas o situaciones “trending” a nivel nacional para lanzar algún mensaje con veneno.

Los manudos, por ejemplo, hicieron una publicación el año anterior en la que demuestran que a lo largo de la historia no han cambiado sus colores, a diferencia de los saprissistas.

“Pueden pasar los años, que somos los mismos y nuestros colores no se venden”, señaló la publicación en el Facebook oficial de la Liga.

Esa publicación tuvo una respuesta desde Tibás, con una imagen en las muestran los 32 títulos del club en ese momento, así como el tercer lugar en el Mundial de Clubes y el reconocimiento como equipo del siglo.

“Aquí están, estos son los colores del Campeón ¡Equipo del Siglo XX!”, comentaron los morados.

Así pues, no cabe duda que las redes sociales han revolucionado la forma en la que actualmente se consume deporte en todo el mundo. Aplicaciones como Twitter, Facebook, Instagram o Snapchat, ya forman parte de nuestro día a día y representan plataformas únicas para estar conectados, informarse e interactuar con los fans, una oportunidad que el fútbol no ha dejado al margen.

Esta velocidad de cambio ha obligado a los clubes a adaptarse y a no solo crear perfiles en las principales redes sociales sino a generar contenidos regularmente para no quedarse al margen.

La demostrada trascendencia de esta estructura para el fútbol moderno adquiere un nuevo matiz cuando la interacción con el aficionado se pasa a la relación con los patrocinadores que ofrece una oportunidad de ingresos para el club.

El retorno mediático obtenido por la marca es igual o mayor ya en las redes sociales que en los canales de patrocinio tradicionales, lo que se convierte en un factor clave a la hora de evaluar el valor total de cada patrocinio.

Mientras que hasta hace poco este valor quedaba fuera del análisis, ahora se trata de una herramienta clave que requiere actuaciones estratégicas negociar patrocinios al alza.
 

 

201706270806370.530.jpg



Ver comentarios