Goleados y eliminados
Omar González celebra el primer gol del Galaxy, que aplastó 4 a 1 a Herediano.
Enviar

Goleados y eliminados

Herediano pasó una noche de amargura y quedó fuera de la Concacaf

La ilusión de tener otra gran jornada internacional, el sueño de llegar a las semifinales de la Liga de Campeones de la Concacaf, quedó solo en eso, en una ilusión, en un sueño muy lejano, en una ilusión de otra galaxia.

201303132329520.a44.jpg
Herediano lo intentó, luchó, pero no le alcanzó, al final tuvo que resignarse con salir goleado y bailado del Home Depot Center, donde el Galaxy de Los Ángeles ganó 4 a 1 y lo eliminó de la Concachampions.
Y es que el precio del empate en casa, a cero hace una semana, fue muy alto para los florenses, que aunque intentaron jugar de buena manera, se vieron claramente superados por los angelinos.
A los 17 minutos, en un grave error de marca, imperdonable, dejaron libre al jugador más alto de la cancha, Omar González, quien de cabeza superó a Daniel Cambronero para el 1 a 0, que ya ponía la serie cuesta arriba.
El marcador no se movió más en la primera parte, los nacionales equilibraron las acciones y hasta se acercaron un par de veces a la meta de Carlo Cudicini, pero sin la fuerza suficiente para marcar.
Marvin Solano sabía que debía marcar o estaban liquidados, así que hizo cambios ofensivos con el ingreso de Minor Díaz y José Sánchez, lo que les permitió estar cerca de la igualada, cuando Elías Aguilar, con todo el marco a su disposición, remató desviado. Allí se acabó todo.
Y eso porque José Villarreal en acción individual y hasta inesperada, se aprovechó de la floja marca de Esteban Granados y Pablo Salazar, para rematar desde fuera del área, lejos del alcance de Cambronero y sellar el 2 a 0.
Ya con todo perdido faltaba el gol del gran Robbie Keane, quien se unió al 83 con Stephens, y vence con remate cruzado para el 3 a 0, que pasaba una derrota normal a una goleada.
Elías Aguilar la maquilló por minutos, al vencer con un buen remate a Cudicini, pero en el segundo minuto de reposición, el recién ingresado McBean, con un golazo, decretó el 4 a 1 definitivo.
El equipo de las grandes gestas internacionales esta vez no pudo, se le acabó la gasolina y terminó el sueño.

Cristian Williams
[email protected]

Ver comentarios