Gol económico al fútbol
Enviar

Caja bajó morosidad de clubes en casi ¢2 mil millones

Gol económico al fútbol

El equipo que no cancele su deuda, quedará expulsado

La Caja y los equipos de fútbol de primera división enfrentaron un duelo, que en este momento gana la primera.
Lo que sembró la discordia entre ambas partes era el salario reportado por planilla de los jugadores, que se han visto afectados, al contar con menos dinero para la pensión.
Los aficionados también salieron afectados, porque el dinero que los equipos dejaron de pagar, la Caja lo necesita para ayudar a sanear sus finanzas.

201211272259560.n11.jpg
En lo que a la recuperación del dinero se refiere, en los últimos cinco años, la Caja ingresó ¢735 millones en efectivo de los equipos, aplicando las medidas de presión como acciones de cobro, arreglos de pago y cierre de estadios.
Solo en el caso de Saprissa, su presidente, Juan Carlos Rojas, indicó que desembolsaron ¢467 millones como parte de sus compromisos con la entidad.
De este modo, la Caja ha podido controlar la morosidad, que en aquel entonces ascendía a ¢2,1 mil millones, a tan solo ¢180 millones a ayer, de lo cual el 50% es adeudado por Herediano, afirmó Luis Diego Calderón, director de Cobros de la Caja.
Aparte de la presión de la Caja, el reglamento de competición obliga a los equipos a cancelar lo que resta de la deuda antes que termine el año, o serán expulsados del campeonato.
“El fútbol es un negocio millonario lícito, y como tal tiene que cumplir con sus obligaciones con la seguridad social”, destacó Sergio Rivera, abogado de UNAFUT e impulsor de limpiar las deudas con la Caja.
La deuda de los equipos se originó porque los patronos pagaban montos extras a los jugadores, que no reportaban a la Caja, alegando que se trataba no de salarios, sino de derechos de imagen de cada uno.
Cartaginés fue el último club en cumplir con sus obligaciones, hace pocas semanas, seis años después de que un tribunal dio razón en 2006 a la Caja, en lo que a los salarios de jugadores se refiere.
El esfuerzo por llevar la deuda a cero es el próximo reto para la Caja.
Si bien el arreglo de pago sigue siendo la principal solución a la que han llegado deudores y acreedores, también algunos han propuesto que parte de los millones que invierte la Caja en publicidad por la salud, la contrate como vallas a los equipos para ir amortizando la deuda principal de estos.
No obstante, la Ley de Contratación Administrativa, el no poder contratar a empresas morosas y que nadie ha aterrizado un proyecto real al respecto, son los inconvenientes.
Otro instrumento con que cuenta la Caja tiene que ver con los cierres de los estadios por cinco días con prórroga de otros cinco, los cuales se realizan en momentos claves para los equipos, como las semifinales que se avecinan.
Otra forma de presionar es impedir a los equipos morosos, realizar trámites con municipalidades e instituciones estatales.
A los clubes les conviene estar bien con la Caja, porque diez de los 12 equipos de Primera División atienden las lesiones de sus futbolistas en los hospitales públicos.
Si la Caja dejara de atender a los jugadores, los clubes deberían buscar atención en clínicas privadas.
“Solo dos clubes tratan a sus jugadores en clínicas privadas, el resto utiliza los hospitales”, dijo Calderón, incluso en el caso de intoxicación de los futbolistas del Pérez Zeledón, fueron atendidos en el San Juan de Dios.
El cuanto al jugador es, en el mayor de los casos, partícipe en este engaño porque lo acepta.
Un salario menor respecto al ingreso real del jugador, además afectaría el ingreso de su futura pensión.

201211272259560.n111.jpg

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios