Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Gobiernos europeos analizan planes para deportar refugiados

Bloomberg | Viernes 09 octubre, 2015

Los ministros de Interior defendieron una política de repatriaciones que solo autorice asilo a personas que realmente lo necesiten. AFP/La República


Gobiernos europeos analizan planes para deportar refugiados

 Los gobiernos de la Unión Europea adoptaron una postura más dura en materia de migración, comprometiéndose a reforzar la protección de fronteras y deportar a los solicitantes de asilo rechazados, más rápidamente en medio de una crisis de refugiados que está poniendo a prueba la cohesión política del bloque.
Los ministros de Interior de la UE dijeron que su compromiso para dar hogar a los verdaderos refugiados, así como su deseo de mantener sin pasaporte de viajes en la región,  significaba que tenía que tener controles más estrictos en el momento que los refugiados entran a Europa y por cuánto tiempo se quedan.
“Deberíamos estar enviando emigrantes económicos de regreso a sus países de origen y por eso tenemos que tomar medidas enérgicas contra los que están abusando de nuestro sistema de asilo”, dijo Theresa May, secretaria del Interior británico, a los periodistas en la reunión de ayer en Luxemburgo.
“Tenemos que asegurarnos de que se rompa el vínculo entre las personas que hacen el viaje peligroso a Europa y ser capaz de permanecer en Europa”, mencionó May.
Hasta ahora, la respuesta europea conjunta a la mayor afluencia de refugiados, es la búsqueda de soluciones rápidas por parte de la UE. Compartir la carga de 160 mil solicitantes de asilo procedentes de partes devastadas de Medio Oriente y África, y  que ya han hecho el peligroso viaje a Europa, y el envío de apoyo a los países de primera línea.
Con líderes de la UE bajo la presión de sus electores para llegar a medidas a largo plazo para hacer frente a la crisis, los gobiernos se comprometieron a trabajar juntos para aumentar la velocidad.
“Un retorno eficaz para aquellos que no tienen derecho a permanecer es la otra cara de la moneda, y tenemos que ser mejores en ello”, dijo Dimitris Avramopoulos, comisionado de Migración de la UE.
Los ministros pidieron a la Comisión Europea, el brazo ejecutivo del bloque, a presentar un plan antes de que finalice el año para que las naciones compartan la responsabilidad del control de las fronteras exteriores, una medida que podría resultar controvertido porque introduciría a la UE a tomar decisiones en un área que hasta ahora ha sido el dominio exclusivo de los gobiernos nacionales.
Grecia, que ha visto 400 mil inmigrantes llegan por mar en 2015 en comparación con 43.500 en el conjunto de 2014, ha sido objeto de mayor presión para aceptar la ayuda de la UE.
“Europa se enfrenta a un enorme desafío; hay un flujo constante de refugiados, y lo que hemos visto de Siria, no va a detenerse tan pronto”, dijo Jean Asselborn, ministro de Relaciones Exteriores de Luxemburgo, y quien dirigió la reunión el día de ayer.


Bloomberg