Logo La República

Lunes, 17 de enero de 2022



EDITORIAL


Gobierno Digital: Necesario pero insuficiente

| Lunes 17 febrero, 2014



El uso de tecnología no es un fin, ni la solución por sí mismo. Es el complemento a un control minucioso de los presupuestos y a una reingeniería de la forma en que opera el Estado


Gobierno Digital: Necesario pero insuficiente

Una empresa invierte en procesos, capacitación y equipos más modernos para mejorar su producción, reducir sus costos y así recoger más ganancias. El Gobierno no debe ser diferente, debe invertir en proyectos que reduzcan sus costos y que generen beneficios económicos y sociales permanentes.
El uso de tecnología en el Gobierno nos ofrece grandes oportunidades para mejorar la calidad de nuestra vida. El potencial beneficio económico y social del Gobierno Digital ha sido estimado en un 3% del PIB anualmente.
Este provendría en parte de la reducción en el gasto del Gobierno asociado a trámites burocráticos que incluye áreas de oficinas, electricidad, papel y empleados.
La otra parte de las ganancias proviene del valor del tiempo que todos nosotros dejaríamos de desperdiciar en largas y repetidas filas. Además, al no tener que desplazarnos de oficina en oficina para cada trámite se contribuye a reducir el consumo de combustible y las presas en las calles.
Podríamos realizarlos desde la comodidad de casa o desde cualquier otro lugar con la flexibilidad que ofrecen los teléfonos inteligentes.
Con una inversión de una fracción del 1% del PIB nos encaminaríamos a cosechar estos beneficios. Es ilógico esperar para hacerlo.
Pero los recursos son más escasos que nunca y no solo hace falta dinero. La experiencia de países más adelantados en Gobierno Digital ha demostrado que es fundamental la definición del liderazgo institucional con objetivos, estrategia y plan de trabajo claros, que —sobre todo— participen a la ciudadanía.
El uso de tecnología no es un fin, ni la solución por sí mismo. Es el complemento a un control minucioso de los presupuestos y a una reingeniería de la forma en que opera el Estado. Por lo tanto, no solo el déficit fiscal sino que la debilidad institucional, han limitado el avance de Costa Rica hacia un Gobierno Digital efectivo.
Existen otros beneficios que son más difíciles de medir, pero no por eso menos importantes. La idea del Gobierno Digital no se limita a mejoras de trámites, sino que también es una gran oportunidad para promover la inclusión y participación ciudadana en la dirección del Estado.
Para asegurar estos beneficios para todos es necesario reducir la brecha digital, asegurando que el acceso a Internet llegue a todos los rincones del país y a todos los estratos sociales. De otra forma, estaríamos dejando atrás a una parte de la sociedad.





© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.