Enviar
Gobierno define hoy suerte de aeropuerto

• De fracasar arreglo entre BCIE y acreedores, el Gobierno seguirá con plan de rescisión anticipada del contrato

Danny Canales
[email protected]

Hoy se conocerá la suerte del proyecto de modernización del aeropuerto Juan Santamaría.
El Gobierno convocó a conferencia en horas de la tarde para informar el desenlace de la gestión del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para adquirir la deuda.
El banco regional tenía tiempo hasta el domingo para persuadir a la Corporación Financiera Internacional (IFC) y los diez restantes bancos, que aportaron dinero para la ampliación del aeropuerto, de que le vendieran su participación en el proyecto.
Hasta el sábado no había humo blanco y las posibilidades de un arreglo eran remotas.
La intención del BCIE era comprar la deuda y quedarse como el único banco proveedor del proyecto para financiar las obras pendientes en el aeropuerto.
Ello ante la imposibilidad del IFC y los restantes bancos de encontrar un arreglo con el Gobierno.
Ayer las autoridades del Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac), BCIE, Alterra (operador del aeropuerto) e IFC, se pusieron de acuerdo en no dar información sobre el desenlace de las negociaciones entre los bancos.
Por la mañana, Alfredo Ortuño, director para Costa Rica del BCIE, comentó que aún no tenía información de cómo había concluido la negociación, pero reafirmó lo manifestado a LA REPUBLICA el viernes anterior, sobre lo complicadas que se tornaron las negociaciones.
La negociación entre los bancos se celebró en Honduras, en la sede central del BCIE.
La medida de no anunciar el desenlace del proyecto aeroportuario hasta hoy se debió a que los directivos del Cetac se reunieron hasta anoche para acordar lo que darán a conocer hoy, comentó Viviana Martín, presidenta del Consejo Técnico de Aviación Civil.
En caso de que la gestión del BCIE fracasara, entonces el Cetac deberá dar curso a la tercera fase del proceso de rescisión anticipada del contrato.
Ese trámite le daría a Alterra 60 días de “remediación”, para que busque una salida que le permita continuar con las obras de modernización del Juan Santamaría.
En ese plazo, la empresa podría conseguir un nuevo banco para que adquiera la deuda u otra empresa para que asuma el proyecto con todo y deuda.
Pero si el operador del aeropuerto no da una salida al conflicto, entonces el Gobierno iniciará las gestiones para asumir la operación del aeropuerto.
Actualmente el Cetac analiza un plan b para asumir la operación del aeropuerto en caso de que dé por concluido el contrato de forma adelantada. Para ello cuenta con la asesoría de la Organización de Aviación Civil Internacional.
Por su parte, en caso de que las negociaciones del BCIE con los acreedores de Alterra hubiesen dado frutos, entonces el banco regional aportaría los $48 millones que faltan para terminar las obras.


Ver comentarios