GM lanza nueva marca Maven para competir con Uber y Zipcar
El fabricante de autos dará inicio a un nuevo servicio en Ann Arbor, Michigan, en el que ofrecerá la posibilidad de alquilar un Chevrolet Volt o un Spark por $6 la hora, siendo la competencia de Uber. Bloomberg/La República
Enviar

 General Motors dio un nuevo paso en su intento por convertirse en uno de los grandes actores del sector de los servicios de autos y viajes compartidos mediante el lanzamiento de su marca Maven para competir con empresas de la talla de Zipcar.
El fabricante de autos dará inicio a un nuevo servicio en Ann Arbor, Michigan, en el que ofrecerá la posibilidad de alquilar un Chevrolet Volt o un Spark por $6 la hora y ampliará el uso de vehículos compartidos en algunas comunidades residenciales de Nueva York y Chicago durante el primer trimestre.
GM dio inicio a Maven tras la adquisición de los activos de Sidecar, un sitio web de viajes compartidos que cesó sus operaciones en diciembre, y la compra por $500 millones de una participación en Lyft, rival de Uber.
La automotriz intenta dar alcance a compañías como Uber y Zipcar, que han descubierto un negocio de rápido crecimiento en el transporte a pedido, que podría reemplazar la necesidad de comprar autos de algunas personas.
GM intenta protegerse de esa amenaza y quiere encontrar una forma de hacer negocios con los consumidores en lugares como Manhattan, donde los altos costos y el limitado número de estacionamientos han hecho que tener un auto propio sea una rareza.
“Nuestro negocio se basa en el concepto del modelo del conductor-propietario”, dijo en una rueda de prensa el miércoles Dan Ammann, presidente de GM.
“Vemos cambios en el comportamiento del consumidor y vemos una importante oportunidad conforme se produce ese cambio. Queremos asegurarnos de estar a la vanguardia en esto”.
Ammann dijo que hasta 6 millones de personas en todo el mundo utilizan alguna forma de transporte compartido. También señaló que cree que esa cifra será cinco veces mayor a finales de la década.
Los servicios de autos compartidos de Maven, que ofrecen alquileres por periodos de tan solo una hora, se diferencian de los viajes compartidos que ofrecen compañías como Uber o Lyft, en que los consumidores pagan por un recorrido, al igual que cuando se toma un taxi.
Los $6 que cobra Maven por hora son una tarifa de lanzamiento y el servicio no tiene cuota de afiliación. Conforme GM ponga a prueba sus ofertas en Ann Arbor, Nueva York y Chicago, la empresa podrá tener una idea del uso de los consumidores y qué tarifas logran hacer que el negocio funcione, dijo Julia Steyn, vicepresidenta de los programas de movilidad urbana del fabricante de autos.
GM ha construido su negocio de vehículos y viajes compartidos a través de las compras y puso a Steyn, su ex vicepresidenta de fusiones y adquisiciones, a la cabeza de su nueva filial de movilidad.
“Creemos que en los próximos cinco años habrá en el sector más cambios que en los últimos 50 años”, dijo Ammann.

 

Ver comentarios