Logo La República

Miércoles, 8 de diciembre de 2021



BLOOMBERG


GM enfrenta condiciones difíciles en China

| Jueves 01 octubre, 2009



GM enfrenta condiciones difíciles en China

Shanghái - Bu Gang, un empleado de logística de una empresa de Shanghái, evitó las marcas de General Motors Co. y Volkswagen AG al elegir un auto nuevo y en lugar de ello compró uno fabricado por el socio chino de las automovilísticas.
“El automóvil está lindo, es de buena calidad y precio atractivo”, dijo Bu, de 30 años, respecto del sedán mediano Roewe 750, de SAIC Motor Corp., que escogió el año pasado, dejando de lado opciones como el Volkswagen Passat de precio similar o un Buick Excelle, más pequeño. “Cambió mi opinión sobre las marcas chinas”.
SAIC y otros fabricantes chinos de automóviles asociados con empresas extranjeras están presentando sus propios modelos para aumentar sus márgenes de ganancias en un país que se apresta a convertirse este año en el mayor mercado automovilístico del mundo. Las automovilísticas extranjeras no pueden hacer mucho por su cuenta porque la ley china las obliga a trabajar con un socio local.
“No hay nada que puedan hacer. Tu meta como fabricante extranjero de automóviles es mantenerte en la punta, presentar nueva tecnología, gastar más dinero, y estar un paso delante de tu socio chino” dijo Scout Laprise, analista de CLSA de Pekín.
SAIC dijo que va a incorporar unos 30 modelos de su marca propia en 2012, con lo que amenaza el negocio de Volkswagen y de GM, empresa esta controlada por el Gobierno estadounidense. La mayor empresa automovilística de China aumentó a más del triple las ventas de los sedanes Roewe este año.
La empresa introdujo el Roewe 750, su primer modelo de marca propia, en enero de 2007. El automóvil, equipado con un motor de 1,8 o 2,5 litros, cuesta entre 172.800 yuanes ($25.300) y 258.800 yuanes. Luego la compañía presentó el Roewe 550 y también incorporó el vehículo deportivo MG mediante la adquisición de Nanjing Automobile Group Corp.
GM dijo que intenta duplicar las ventas en China a dos millones en los próximos cinco años.
“La competencia entre ellos es inevitable”, dijo Lin Huaibin, analista de IHS Global Insight, con sede en Pekín. “GM y SAIC son amigas pero también enemigas”.





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.