GM busca $15 mil millones en ayudas
Enviar
GM busca $15 mil millones en ayudas
 


Nueva York General Motors Corp. y Chrysler LLC le dijeron al Congreso que necesitan $15.000 millones tan sólo para sobrevivir hasta el mes próximo, cuando asuma el presidente electo Barack Obama. Los demócratas aseguraron que las salvarían de la quiebra, pero no dijeron cómo.
Los legisladores estadounidenses tienen ante sí un posible rescate de $34.000 millones que es más de un tercio superior al pedido de ayuda al sector que apartaron el mes pasado. La profundización de la crisis en el sector de fabricación de automóviles también aumenta la presión sobre el Congreso para que actúe debido al agravamiento de la situación de GM, que dice que puede entrar en cesación de pagos para el 31 de diciembre.

Si bien Obama dijo que se inclina por rescatar al sector, GM y Chrysler dijeron que no podrán operar en enero si no cuentan con los fondos que se encuentran paralizados a la espera de un acuerdo en el Congreso.
Los demócratas quieren usar fondos del paquete de rescate bancario de $700.000 millones, mientras que los republicanos prefieren recurrir a un programa de préstamos del Departamento de Energía.
“Creo que tendrá lugar una intervención”, dijo a la prensa la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata de California Nancy Pelosi, en momentos en que GM, Chrysler y Ford Motor Co. enviaban sus pedidos de ayuda al Congreso. “Todos salen perdiendo con una quiebra, también nuestra economía, de modo que no es una opción”.
Aún no se sabe la forma en que Pelosi y el líder de la mayoría en el Senado Harry Reid se proponen salir de la situación de estancamiento con los republicanos y el presidente George W. Bush respecto de la fuente de los fondos para un rescate.
El programa de préstamos de $25.000 millones del Departamento de Energía para el reequipamiento de fábricas ya no es suficiente para cubrir las necesidades de las tres empresas estadounidenses fabricantes de automóviles luego de que el agravamiento de la crisis económica las obligó a aumentar sus pedidos de ayuda. Las ventas de automóviles del mes de
noviembre cayeron un 37 % y llegaron al nivel anual más bajo de los últimos 26 años.
GM se encuentra “en una posición de emergencia”, dijo Erich Merkle, un analista de Crowe Horwath LLP en Grand Rapids, Michigan. “Necesitan el dinero, y lo necesitan muy rápido”.
La más grande de las empresas fabricantes de automóviles de los Estados Unidos dijo que tiene que contar con $4.000 millones este mes y con otros $4.000 millones para fines de enero a los efectos de seguir operando, mientras que la número tres, Chrysler, comentó que necesita $7.000 millones ya mismo. Esos son los primeros $15.000 millones.
GM pide un total de $18.000 millones; Chrysler quiere $7.000 millones y Ford, de Dearborn, Michigan, pide una línea de crédito de $9.000 millones que dijo que tal vez no necesite usar.
A cambio de ello, las compañías acordaron hacer reducciones de personal y del número de concesionarias, así como instrumentar otros cambios a los efectos de garantizar que podrán devolver el dinero.

Ver comentarios