Enviar
Glenn Close: “No odio los Oscar”

Cuando se piensa en las grandes injusticias de los Oscar, Glenn Close es uno de los primeros nombres que vienen a la cabeza, pero con seis infructuosas nominaciones y con su interpretación en “Albert Nobbs” situándola de nuevo en la parrilla de salida, la actriz asegura: “No odio los Oscar”.
“Alec Baldwin me dijo una vez que antes la alfombra roja conducía a los Oscar pero que ahora los Oscar son conducidos por la alfombra roja. Para una mujer es terrible pensar en qué ponerse para la gala. Pero sería magnífico, un gran honor tener un Oscar”, aseguraba Glenn Close a un grupo de medios internacionales, en el pasado Festival de San Sebastián (España).
“Albert Nobbs” que se estrena a finales de enero en Estados Unidos es la historia de una servidora que, en plena Inglaterra victoriana, desafía los límites impuestos a su sexo y se viste de hombre para lograr sus metas.
Close lo retoma 30 años después de interpretarlo en el teatro, en una película que ella misma ha financiado y para la que incluso escribió la letra de la canción “Lay your head down”.
“Desde el principio de mi carrera siempre me habían dicho que nunca invirtiera mi propio dinero en una película, pero quería que llegara el mensaje al público y era la única manera. Si lo recupero, lo volvería a hacer”, asegura la actriz, que sirvió en bandeja el proyecto al director que la ha mantenido en activo en el cine en los últimos años, Rodrigo García.
Acostumbrada al brío despreciativo de su formidable marquesa de Meurteille de “Dangerous Liaisons”, el impulso psicopático de su Anne Archer en “Fatal Attraction” o al histrionismo de su magistral Cruella De Vil en “101 dalmatians”, Close hace un trabajo de contención en “Albert Nobbs”.
Gracias a él, todo apunta que volverá a plantarle cara a un Oscar este año, convocatoria en la que previsiblemente volverá competir con su antigua compañera y rival, Meryl Streep, favorita por “The Iron Lady”.

Madrid / EFE

Ver comentarios