Enviar
Glamour de la alfombra roja inaugura Cannes
El presidente del jurado, Tim Burton, pretende que las películas le sorprendan

El Festival de Cannes comenzó ayer con el glamour de la alfombra roja, la gala de presentación y la exhibición de “Robin Hood”, el filme del británico Ridley Scott, protagonizado por Russel Crowe y que abrió un evento que durará hasta el 23 de mayo.
La maestra de ceremonia, la actriz británica Kristin Scott Thomas, dio la bienvenida al festival de cine más importante del mundo, donde 19 películas compiten este año por la Palma de Oro.
Entre ellas, “Biutiful”, de Alejandro González Iñárritu, con Javier Bardem como protagonista, que es una de las cintas más esperadas.
Solo un director estadounidense en la edición número 63 del Festival, Doug Liman, que con “Fair Game” y con un reparto de primera Seann Penn y Naomi Watts, cuenta la historia de la agente de la CIA Valerie Plame.
Fuera de la competición oficial, además de Robin Hood, estará lo último de Woody Allen, “You will meet a tall dark stranger”, con Naomi Watts (que repite), Anthony Hopkins, Josh Brolin y Antonio Banderas.
Y además la segunda parte de “Wall Street”, con Michael Douglas en el papel del “tiburón” de las finanzas al que ya encarnó y que acerca al cine a la actualidad en plena crisis económico-financiera.
El presidente del jurado, Tim Burton, que adelantó que pretende que las películas le sorprendan y le conmuevan, intervino en la gala de presentación del festival después de un desfile de estrellas por la alfombra roja.
Burton, uno de los directores más creativos del momento, adelantó que él y sus compañeros serán comprensivos con los filmes que concurren a la competición.
Aseguró que “no hay instrucciones” que impartir a los otros miembros del jurado y no dio pistas de lo que los jurados de este año entre los que están el español Víctor Erice, Del Toro y la actriz británica Kate Beckinsale tienen en la cabeza como condición previa para entrar en la lista de galardonados.
El desfile de celebridades sobre la alfombra roja dio también ocasión para la broma, como cuando el actor puertorriqueño Benicio del Toro dijo que se preparó para ser miembro del jurado del Festival de Cannes con una receta singular: buena limpieza de ojos y oídos.
Preguntado por su fórmula para afrontar la tarea de jurado el intérprete de “Che” bromeó: “me puse colirio y me limpié los oídos”.

Cannes/EFE
Ver comentarios