Enviar
Maurice Kanbar gesta proyecto junto al arquitecto José Luis Salinas
Genio pone su mira en Costa Rica

Desarrollo apuntará a ser una comunidad para pensionados

Maurice Kanbar es inventor por naturaleza, ha patentado 40 productos que van desde un artefacto para quitar pelusa de la ropa hasta un vodka “anti-resaca”. Además ha participado en proyectos de bienes raíces en Estados Unidos y Panamá e incluso fue productor de una película de Hollywood.
Ahora su ingeniosa mente está puesta en Costa Rica, específicamente en un desarrollo habitacional junto a la firma SCGMTD y el Grupo Inmobiliario del Parque, ambos encabezadas por el arquitecto José Luis Salinas.
El proyecto, que se encuentra en etapa de conceptualización, se ubicaría en la zona oeste de San José y tiene un objetivo claro: atraer los baby boomers estadounidenses que están en busca de un lugar cálido y cómodo para vivir.
En Estados Unidos hay unos 78 millones de baby boomers, que son aquellas personas que nacieron durante la época de explosión de la natalidad que siguió a la Segunda Guerra Mundial, a partir de 1946 y 1960.
Este proyecto también contará con la participación del renombrado arquitecto mexicano Ismael Leyva, quien trabajó en el diseño de la torre Time Warner en Nueva York, entre otros edificios de la Gran Manzana.
“Leyva aportará con su enorme talento y su reconocido nombre a este proyecto”, aseguró Frank Tietgens, gerente de Proyectos del Grupo Inmobiliario del Parque.
El plan maestro del proyecto incluiría entre 300 y 500 apartamentos y un área de comercio y servicios.
De este proceso de conceptualización del primer residencial del país para pensionados, llamados “senior living communities”, también es parte Allan Harold, asesor estadounidense en inversiones, quien fue el contacto entre José Luis Salinas y Maurice Kanbar.
“Este es un lugar ideal para vivir”, recalca Kanbar, quien a sus 82 años reconoce que Costa Rica tiene mucho para ofrecer a los adultos mayores. “Hay que regar la voz de que este país es muy amigable. Las pequeñas cosas, como que puedo pagar con dólares y que muchas personas hablan inglés, hacen la vida mucho más fácil en Costa Rica”, subrayó.

Javiera Gutiérrez M.
[email protected]
Ver comentarios