Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



NACIONALES


Gasolinas contaminantes

Danny Canales [email protected] | Miércoles 01 agosto, 2012



Componentes afectarían salud y motores
Gasolinas contaminantes

Niveles de aditivos tóxicos son mínimos: Recope

Las gasolinas que se venden en el país contienen componentes contaminantes que, en grandes cantidades, ponen en riesgo la salud y dañan los vehículos, según la asociación de importadoras de autos nuevos.
Se trata sobre todo de plomo y manganeso, dos elementos que se están mezclando a los combustibles como aditivos para aumentarles el octanaje.
Sin embargo, estas críticas no son acertadas, asegura Recope, que importa el total del combustible utilizado en el país.
En cuanto al daño a la salud, el plomo emitido en el aire, a raíz de la combustión de la gasolina, puede causar varios problemas para los niños, como déficit de atención, hiperactividad, agresividad y bajo desempeño escolar.
En los adultos, puede provocar ansiedad, insomnio, paranoia e infertilidad.
Por su parte, la exposición al manganeso se ha relacionado con alteraciones del comportamiento y el sistema nervioso.
Precisamente por los riesgos a la salud, el uso del plomo en el combustible está prohibido en el país desde 1996.
Otro problema con las gasolinas es que los niveles de contaminantes que contienen, están por encima de lo permitido a nivel internacional, de modo que dañan los vehículos, aseguran los importadores.
Hay presencia de 115 miligramos por litro (mg/L) de plomo en la gasolina, y casi 500 mg/L de manganeso, según un análisis del laboratorio químico Lambda, hecho a nombre de las agencias de los vehículos nuevos.
En cuanto a los daños al vehículo, el plomo puede obstruir el catalizador, aumentando la posibilidad de que se funda el motor.
El manganeso, a su vez, afectaría el sistema de escape.
Por su parte, Recope reconoce que se identificó plomo y manganeso en las gasolinas —ambas regular y súper— pero en cantidades tan pequeñas, que no provocan ningún riesgo, ni a la salud, ni a la flota.
En el caso del plomo, se trata de tan solo dos mg/L, mientras el manganeso no llega a las 28 mg/L, lo que permiten los estándares internacionales, según el laboratorio de la Universidad de Costa Rica, que fiscaliza a Recope.
Los aditivos se encuentran en la gasolina, porque así viene el combustible importado, dijo Jorge Rojas, gerente de Recope.
Los aditivos se están mezclando a las gasolinas para aumentar su calidad antidetonante.
Otro riesgo para el consumidor, es que varias empresas de autos se niegan a incluir en la garantía los problemas que originen las gasolinas que usen plomo y manganeso, entre ellas Ford, General Motors y Chrysler.
Las agencias de autos denuncian que han recibido varios reclamos de clientes de autos nuevos que han sufrido problemas identificados por el combustible que están empleando.
La disputa la llevarán los importadores a los Tribunales, donde exigirán no solo que Recope les indemnice por los problemas que están produciendo las gasolinas, sino que además garantice un ambiente sano, dijo Liliana Aguilar, directora de Asociación de Importadores de Vehículos yMaquinarias.
Recope se niega a remediar los presuntos problemas que presentan los autos, pues insiste en que sus productos son óptimos para un adecuado comportamiento en los vehículos.
Por otro lado, la empresa intentará aplicar mejores controles en el combustible importado, dijo Rojas.

Danny Canales
[email protected]