Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



MAGAZINE


"¡Gane $100 por hora!"

| Lunes 16 noviembre, 2009



“¡Gane$100porhora!”
Falsas ofertas de empleo y engaños online crecen al amparo del alto desempleo producto de la crisis

Las páginas fraudulentas de búsqueda de trabajo han aumentado en el último año en Estados Unidos al amparo de la recesión económica y el crecimiento del desempleo.
Si se confía en ciertos anuncios que se encuentran con frecuencia en Internet, parece mentira que millones de personas estén aún sin empleo y pasando apuros económicos.“¡Gane $100 por hora más incentivos!”, promete uno. “¿Qué tal suenan $85.172 al mes?”, pregunta otro de los anuncios.
El problema está en que, por supuesto, la gran mayoría de estos reclamos no son ciertos y su único objetivo es dirigir al internauta a otros sitios de la red o, en el peor de los casos, conseguir sus datos personales o su dinero.
Aprovechándose de situaciones personales desesperadas ydesempleados que harían casi lo que fuera por volver a trabajar, estos anuncios prometen contratos y sueldos de alto directivo sin que haya una oferta de empleo real detrás.
El pasado verano, la Comisión Federal de Comercio advirtió sobre una oleada de casos, incluyendo uno contra la compañía Job Safety que estafaba a personas en búsqueda de trabajo en el sector de la limpieza.
Job Safety cobraba a sus usuarios $98 por un imaginario y supuestamente necesario “número de registro” y prometía encontrarles un puesto de trabajo que, por supuesto, no existía.
Susan Joyce, experta en recursos humanos y gestora de la página de búsqueda de empleo Job-Hunt.org, afirma que las estafas se han disparado en los últimos meses.
“He visto un aumento dramático en el número de anuncios de empleo falsos desde que comenzó la recesión”, dijo a Efe.
Algunos de estos anuncios son tan surrealistas que es fácil darse cuenta del engaño, pero otros son más sutiles y pueden llegar a convencer al internauta poco avezado o con escasa experiencia en la búsqueda de empleo online.
Los expertos recomiendan estar atentos a características como la cantidad de dinero ofrecida, la redacción del anuncio —con errores gramaticales, por ejemplo— y la descripción del supuesto empleo.
La mayoría de los reclamos falsos describen puestos de una manera tan poco precisa que prácticamente cualquiera podría ocuparlos, una estratagema para atraer más internautas.
Las compañías no deben pedir datos personales como cuentas bancarias o el número de la tarjeta de crédito. Muchas empresas reclaman esta información para transferir la nómina, pero ello ocurre siempre después de haber firmado el contrato de trabajo.
“Una de las características típicas del timo es el uso de direcciones de correo electrónico de servicios tipo Hotmail.com como forma de contacto”, señala.
El anuncio tampoco suele incluir el teléfono, dominio en Internet o dirección física de la compañía.Lo primero que hay que hacer, añade Joyce, es bus-car el nombre de la firma en Google y recoger toda la información posible sobre el presunto empleador: dónde están, quiénes son y si su nombre aparece en otros listados de empresas como Hoovers.com. También conviene llamar directamente al epartamento de recursos humanos de la compañía para confirmar la existencia del puesto vacante.
Job-Hunt.org toma rutinariamente estas y otras precauciones ydescarta por falsos aproximadamente un tercio de los anuncios que recibe.
Curiosamente, muchos de los grandes portales de búsqueda de empleo como Monster o CareerBuilder.com no hacen lo mismo y algunos de ellos han sido usados recientemente por timadores para colocar ofertas de empleo falsas.
En todo lo caso, Joyce recomienda a los internautas a la búsqueda de empleo que confíen en su sexto sentido, para evitar estos males.

San Francisco/EFE