Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


Gandhi y Martin Luther King

| Lunes 25 febrero, 2008


Gandhi y Martin Luther King


Es importante recordar a estos dos grandes humanistas que aportaron mucho por la paz y la libertad. Sus vidas tuvieron un gran paralelismo dado que estuvieron en prisión por sus ideas. Asimismo, discriminados por el color de su piel. Ambos promovieron la no violencia y fueron asesinados por sus ideas.
Es pertinente tener presente que Gandhi fue el padre de la independencia de la India del Imperio británico y Luther King luchó contra la discriminación racial y por la igualdad de derechos entre negros y blancos en Estados Unidos.
Gandhi fue abogado y Martin pastor protestante; a pesar de tener profesiones tan distintas, coincidieron en sus ideales de libertad e igualdad y predicaron con el ejemplo de sus acciones.
Gandhi fue uno de los que más influyeron en las convicciones e ideales de Martin Luther King y especialmente en lo relativo a la no violencia como protesta eficaz. En una oportunidad dijo Martin: “Gandhi fue para mí un resplandor luminoso, que me abrió las puertas de un mundo nuevo. Ah, qué cosa tan magnífica es la no violencia, la resistencia pacífica”.
Un aspecto interesante en la vida de Gandhi es que a pesar de haber realizado parte de sus estudios en Inglaterra siempre tuvo muy presente su origen indio.
Gandhi utilizó en muchas oportunidades el ayuno como instrumento para luchar por sus ideales y por la independencia de la India. A pesar de que su religión era la hindú, se preocupó por aprender de otras religiones como la católica; leyó la Biblia, especialmente el Nuevo Testamento, y lo impactó significativamente el Sermón de la Montaña. Asimismo le dio gran importancia a la plegaria y señaló: “la plegaria no es un ensayo de elocuencia ni un homenaje a flor de labios. La verdadera plegaria brota del corazón”. Sus conocimientos adquiridos mediante los estudios los aumentó a través de la lectura de muchos libros y del contacto y experiencias con otras personas. Su gran éxito es que llevó a su nación “la India” a la independencia. Toda su vida la entregó a la enseñanza de la verdad y la caridad.
Es bueno recordar que Martin Luther King y John Fitzgerald Kennedy, el gran estadista, los dos norteamericanos, el uno de color y protestante, el otro blanco y católico, con todos los defectos y virtudes, y unidos por un ideal de llevar a Estados Unidos hacia una nueva frontera de unidad y progreso, fueron amigos y se comprendieron.
Un elemento relevante es que en 1964 Martin Luther recibió el Premio Nobel de la Paz.

Lic. Bernal Monge Pacheco
Consultor externo