Ganar… ¿y convencer?
La Tricolor necesita mostrar una buena cara ante Haití, en el arranque de la eliminatoria. Archivo/La República
Enviar

El viernes a las 8 p.m. comienza un nuevo camino eliminatorio hacia una Copa del Mundo, el rival será Haití, una de las sorpresas en la pasada edición de la Copa Oro.
Es la primera grada de muchas hacia el sueño mundialista de Rusia 2018.
Ahora con Óscar Ramírez en el banquillo, con una gran base del Mundial de Brasil 2014 y algunas nuevas caras, llega la prueba inicial.
Pero todos los factores apuntan a que ganar es una obligación, sin embargo, la pregunta que surge es, además de eso, ¿debe la Sele convencer?
Para el actual técnico de Santos, Johnny Chávez, es necesario que el grupo y el cuerpo técnico se llenen de confianza.
“La Sele está en capacidad de ganar y de convencer, tiene una base mundialista con experiencia. Y sería muy bueno no solo para los aficionados, sino para ellos mismos”, comentó.
Coincide también en esta apreciación Juan Arnoldo Cayasso, el anotador del primer gol de Costa Rica en un Mundial.
“Hay que ser realistas, se debe ganar. Me parece que el problema lo vamos a tener siempre que sean locales; se espera mucho y las eliminatorias son difíciles”, afirmó Cayasso, quien añadió que la Sele es la presionada en este juego y debe saberlo manejar.
“Machillo” contó con un corto proceso tras el cambio de técnico por la salida de Paulo César Wanchope. Cuatro amistosos —perdió con Brasil y Sudáfrica, derrotó a Uruguay y Estados Unidos— para probar sus fichas.
La Tricolor dio una buena cara, aunque quedó debiendo en la ofensiva, tanto que solo anotó dos goles en esos cuatro partidos.
El resultado, tanto en marcador como en el nivel de juego, será fundamental, pensando igualmente en el partido ante Panamá el martes.
“Este es un partido muy difícil, no se puede llegar presionado, se necesita ganar a Haití para ayudar a la confianza tanto a nivel individual como colectivo”, dijo Chávez.
Otro aspecto en lo que coincidieron ambos es que el del viernes a las 8 p.m. en el Estadio Nacional ante Haití no será un partido nada sencillo.
“Mucha gente espera que se gane fácil por ser Haití, pero siempre nos han costado un poco esos equipos por sus características. Son rápidos y fuertes y además los arranques de eliminatoria siempre se nos han complicado”, mencionó Cayasso.
En parte, eso respalda lo que advirtió el mediocampista tico Celso Borges. “Haití no es fácil y la gente está pensando que vamos a comer queque”.
En fin, ganar y, si se puede, jugando buen fútbol, y para ello también necesita del total apoyo de la afición, fundamental en la eliminatoria anterior.

201511102112440.recuadro.jpg



Ver comentarios