Enviar

Es importante que tomemos conciencia de que no solo el deporte nos permite destacar como una nación con gente capaz, sino también disciplinas como la ciencia, la tecnología, la ingeniería y otras desde donde desplegamos el talento necesario para innovar y recibimos reconocimiento


Ganamos primer lugar en competencia mundial

La capacidad, los conocimientos y el talento de los costarricenses están encontrando nuevas formas de manifestarse en el mundo, llamando la atención hacia esta zona, en la cintura de América.
La Decatlón Europe 2014, competencia a nivel mundial en donde acabamos de obtener el primer lugar, está ahí para demostrarlo.
Es un acontecimiento iniciado hace años en Estados Unidos que luego saltó a Europa. Realizado este año en Francia, convoca a quienes sean capaces de diseñar y poner en funcionamiento, en armonía con el ambiente, una casa sustentable. Deben construirla en pocos días y esta debería poder adaptarse y replicarse en cualquier país.
Entre 19 universidades de prestigio que participaron, “Trópika”, la casa costarricense, diseñada y levantada por un equipo de 35 estudiantes y 24 profesores de 12 carreras universitarias de grado y una de posgrado del Instituto Tecnológico de Costa Rica, se llevó el primer lugar.
Hemos sido reconocidos también este año, admirados y aplaudidos con entusiasmo por el papel de nuestra Selección de Fútbol en ese gran escenario que es el Mundial.
Es importante que comencemos a tener conciencia de que no solo el deporte nos permite destacar como una nación con gente capaz, sino también disciplinas como la ciencia, la tecnología, la ingeniería y otras desde donde desplegamos el talento necesario para innovar y recibimos reconocimiento.
Panamá, que compite con Costa Rica por la supremacía en el istmo, ha invertido mucho dinero en infraestructura pero, como se dijo en una nota de este medio en febrero de 2012, “el lunar en el milagro panameño es la formación de sus trabajadores”. Tenía, en aquel momento, el segundo peor sistema educativo de Latinoamérica según certamen global de la OCDE.
Como sabemos, la educación es la clave para el progreso de una nación y por ello aquí no debemos descuidarla, junto a la salud, aunque debamos esforzarnos por alcanzar aspectos en los que vamos rezagados, como la infraestructura, por ejemplo. En eso Panamá nos gana y por mucho.
Costa Rica ha contado con préstamos de organismos internacionales para hacer obra muy necesaria, pero se han desperdiciado. Necesitamos un Gobierno capaz y honesto que use bien esos recursos y nos ponga al día.
Sin embargo, no debemos dejar de invertir en salud y educación universal y pública, porque la infraestructura podremos hacerla en algunos años, pero nuestra mayor riqueza es nuestra gente y esta debe formarse de modo permanente y excelente.

 

 



Ver comentarios